lunes, 29 de diciembre de 2008

Estilísticas


UN IMPREVISTO
REGALO DE FIN DE AÑO


El domingo 28 de diciembre, en dos festividades solemnes y tan significativas para nuestra defensa de la cultura de la vida —nada menos que la celebración litúrgica de la Sagrada Familia y el día de los Santos Inocentes— el diario “Página/12” nos ha regalado la tapa y dos hojas enteras de publicidad, profusamente ilustradas y con llamativa diagramación.

Ya en anteriores ocasiones habíanse prodigado sus redactores en gentileza análoga, pero ésta supera a las precedentes y nos colma de particular regocijo.

Dos antiguos camaradas —que se ocultan modestamente tras los ingeniosos motes de Mario Wainfeld y Sergio Kiernan— han sido esta vez los encargados de tan dadivosa promoción. Impetuosos ambos —con esos hervores tan propios de la Hitlerjugend a la que seguramente pertenecieron y callan por modestia— se desmadran incluso en algunos elogios, violentando la cristiana humildad a la que estamos moralmente obligados.

Mario, por ejemplo, historiando nuestra trayectoria, habla de los “devotos lectores” que nos siguen, y del “furor” con que supimos “enfrentar” a los “liberales”, sin que nos temblara el pulso ante Martínez de Hoz, a quien habíamos colocado “en el banquillo de los acusados”. Reconoce incluso los “dotes premonitorios notables” de alguno de nuestros eventuales colaboradores, y no trepida en señalar que Cabildo “embestía sin ambages” contra “el poder judío”. Buen catador del idioma, y desdeñando —según se colige implícitamente— ese prosaísmo de las izquierdas sin el menor asomo de la gracia, como decía Peman, alude además a “la pluma generosa en casticismos y en palabras tonantes” de otro de nuestros redactores, concluyendo en que su estilo era el propio de “clasicismo hispano”. “Todo un estilo”, puntualiza el título; y toda “una coherencia a lo largo de los años”.

Pero el encomio sube hasta rozar el mismo género epidíctico que pedía el Maestro de Estagira, cuando memorando aquellas jornadas tensas de la defensa de nuestra soberanía austral ante las injustas pretensiones chilenas, Wainfeld afirma que Cabildo “convocaba a morir por la patria”. Veraz y emocionante recuerdo, tanto más valioso cuanto nos distingue de la hez kirchnerista, que aliada de la cabronería episcopal acaba de celebrar nuestra rendición ante los atropellos trasandinos.

Kiernan por su parte —que ya ha probado ser un adicto a nuestras páginas— se inclina ante la perseverancia y el empecinamiento militante demostrado en tantos años. Cabildo “sigue ahí”, apunta; “es la revista más antigua de ese palo”. Metáfora esta última —la del palo, bastone o randello— que delata la familiariedad de Sergio con la semántica mussoliniana, y que tanto nos emociona.

Firme en su propósito encomiástico —y como si la muerte no hubiera hecho mella en nuestras filas— Sergio cree firmemente que “el staff de Cabildo muestra continuidades notables”, y que somos capaces de todo: de “soñar con cruzadas de limpieza”, “escribir de tú”, “armar diálogos platónicos”, o “prologar [su actual director] cuanto libro le ponen por delante”, con “estilo estentóreo y lleno de exclamaciones”.

Gracias, camaradas. Nos creíamos derrotados y marginados. Solos y sin un cobre en el cinto, la lucha se hace dura, difícil, cuesta arriba. La adversidad ronda como una tentación riesgosa y cansina. Ahora —gracias a vuestro afán— nos damos cuenta del valor indoblegable que tienen el testimonio coherente y el estilo frontal, el empecinamiento en la batalla y la continuidad de un ideario claro.

Gracias, camaradas. Con ese clacisismo hispano que bien habéis detectado os lo decimos: nos devolvéis los bríos, nos multiplicáis el ímpetu, nos renováis la esperanza, nos mantenéis en vigilia tensa y fervorosa, nos ampliáis en centurias de adherentes nuestras prietas mesnadas.

Gracias, al fin, porque con el año que se escurre en estas horas, podemos ratificar con Gracián una de nuestras consignas predilectas: “Triste cosa es no tener amigos, pero más triste debe ser no tener enemigos, porque quien enemigos no tenga, señal de que no tiene: ni talento que haga sombra, ni valor que le teman, ni honra que le murmuren, ni bienes que le codicien, ni cosa buena que le envidien”.

Antonio Caponnetto
En la Ciudad de la Santísima Trinidad y Puerto
de Santa María de los Buenos Aires,
a 29 días de Diciembre del Año del Señor, 2008.

9 comentarios:

Fortinera dijo...

¡Felicitaciones Prof. Caponetto!!! Genial su respuesta a estos dos representantes del mas degenerado régimen corrupto que sufrimos de los degenerados mentales K, terroristas, complices por acción u omisión, y que los citados precedentemente apoyan por dinerales junto al "Perro" que tienen por director. Mi modo de expresarme es directo y tal vez, no muy decoroso, pero es sumamente sincero: ¡¡¡que buena sableada les pegó, profesor, con la pluma!!!. Así se obra, con altura, que es lo que más les duele a estas apariencias humanas con careta de democráticos.
Atte.
Fortinera

CHESTERTON dijo...

Kierkegaard, en alusión parabólica a un drama de nuestros días, se refería al hombre que trabajaba en un Circo de Dinamarca, y que vestido de payaso, puesto que estaba por comenzar la función, corrió a alertar al pueblo sobre un incendio que amenazaba con consumir los campos secos y las cosechas.

Nadie lo tomaba en serio, porque antes de escucharlo, solo veían como estaba vestido.

El Cardenal Ratzinguer lo reseño en su excelente (a mi humilde entender) “Introducción al Cristianismo”.


Aquí sucede algo similar, Sergio Kiernan en su horizonte de precomprensión progresoide, solo puede interpretar lo que excede ese horizonte, si es que previamente lo decodifica como objeto de “adorno excéntrico” fácilmente etiquetable.

De allí las etiquetas con las que sentencia a quienes critica. Es una de las variables del sistema, con las que su Ignorancia se auto-protege.


El payaso no molesta, no puede denunciar; por ello es menester caricaturizar la denuncia y al denunciante (ej: “nazi”), y vestirlo de bufón o de demonio.

(Es uno de tantos para-rayos de lo establecido, según decía Sören)


El drama es que cada vez son menos los que pueden darse el lujo de leer, comprender, criticar, escuchar; y la mayoría solo ve como han vestido al que denuncia el incendio.

G. K.

Luz dijo...

¡La hago mía, también, como una de las predilectas! Y, me sumo a la sugerencia de acrecentar nuestra misericordia, acompañando a los héroes encarcelados.
¡Dios les guarde!

Fernando José dijo...

Un agradecimiento mas a los camaradas Wainfeld y Kiernan, este es por su certero sentido de la oportunidad de efectuar la promoción de Cabildo en este mes de diciembre, período estratégico donde se cierran los balances y es necesario incremementar las ventas para cerrar bien el ejercicio del año.

Seguramente con su agudo sentido del marketing periodístico han hecho que los ejemplares de Cabildo cumplieran largamente su presupuesto de ventas.

Muchas gracias por todo camaradas.

Fernando José dijo...

Y algo mas para que se comprenda en su total dimensión la acción publicitaria de los camaradas Wainfeld y Kiernan.

Todos hemos visto las costosas promociones de los shoppings para enderezar sus ventas y cerrar bien el año: avisos en los diarios, rebajas de un 30 a un 50% y pagos que llegan hasta las 12 cuotas.

Pues Cabildo con la promo gratuita de esos buenos camaradas pudo cerrar excelentemente su balance, pasó de tener números en rojo a otros absolutamente positivos y todo eso sin gastar en costosos avisos, sin ofrercer rebajas y menos pagos en cuota. Los shoppings braman de envidia.

Gracias una vez mas camaradas Wainfeld y Kiernan.

Anónimo dijo...

Fino y delicado humor, pero incisivo el de nuestro amigo Caponnetto.Excelente pluma, para qué decirlo, con innumerables tiros por elevación, con filigranas de entretejidos argumentales, que sólo conocen él y los destinatarios.
Se deben estar revolviendo en sus propias cenizas, tanto Mario como Sergio. Saben de qué habla Antonio. Solo un grande puede pensar y escribir así.
Neroli

Anónimo dijo...

Estos hipocritas lametraseros kirchneristas de Pagina 12, ademas muestran una gran vocacion para la alcahueteria, actividad en la que se destacaron sus antepasados.

Anónimo dijo...

Hoy, a 4 años, recordemos la peor tragedia no natural que se llevo la vida de cientos de jovenes inocentes culpa de la desidia y la corrupcion gubernamental.
Como argentinos, debemos hacerlo.
Peche

Anónimo dijo...

Gracian tuvo ocurrencias "geniales" pero a la vez, dijo también estupideces, como la que se cita. En esto se parece a José Larralde, por una canción buena se mandó una docena que estan para la Mona Gimenez.

El Novio de la Muerte