miércoles, 25 de julio de 2012

Santiago Matamoros

 
PROMESA

Cuando parece perdida la confianza
desde el ayer eterno de la historia
vuelven filos blandiendo la memoria
y refulgen la cruz y la alabanza.

En el cielo de julio la bonanza
que un dieciocho barrió toda la escoria
siete días después promete gloria
con Santiago montando la esperanza.

Siempre quedan caballos y estandartes,
soldados con espada y crucifijo
dispuestos a batirse en todas partes

por el honor divino de Dios Hijo:
¡todavía en España habrá baluartes
de una nueva batalla de Clavijo!
    
Rafael García de la Sierra
   
Quizás también le interese:
   
   

1 comentario:

E. Mario dijo...

La Iglesia católica es una institución divina, Santa, INERRANTE, sin mancha ni error posible.

Conforme a la Revelación, el Magisterio Infalible de la Santa Iglesia enseña que ésta es INERRANTE, no puede equivocarse en materia de Fe y Moral.

Y no se pueden atribuir los pecados de los hombres a la Santa Iglesia, eso es puro veneno Luterano.

LA SALETTE