miércoles, 18 de julio de 2007

18 de julio de 1936


ALZAMIENTO

Señálase así el gesto insurreccional con que España reaccionó ante la invasión comunista. El Alzamiento tiene tres fechas: 17, 18 y 19 de julio de 1936, y lleva el merecido apellido de Nacional. Francisco de Cossío escribía en tiempo de la guerra: “Los alzamientos españoles no han sido nunca guerra civil. La guerra civil implica dos concepciones diversas o antagónicas, dentro del proceso histórico, sin que ninguna de ellas atente a los fundamentos esenciales de la integridad nacional. Uno y otro bando son españoles, y la pugna no afecta a las raíces, sino a las ramas, no es el casco del barco nacional lo que peligra, sino las arboladuras. El alzamiento se caracteriza porque el enemigo es exterior, porque el pueblo con él se defiende de una invasión extranjera, porque la lucha no se entabla entre españoles divididos en campos, sino entre españoles y contraespañoles. Es el caso presente, ved frente a nosotros, de una parte, al internacionalismo materialista, y de otra, al escisionismo separatista. ¿Queréis una clave más clara y evidente? Separatistas y marxistas se han entendido no más que por ser enemigos de España. Les ha unido el desamor a España, y esta unión, que es consecuencia lógica del odio, es la que califica a la actual contienda, dividiendo los dos bandos beligerantes en dos sectores perfectamente definidos: españoles y extranjeros”.

El antecedente inmediato del 18 de julio es el 2 de mayo de 1808. También entonces las zonas del poder y los estamentos representativos de la nación se entregan al invasor. No hay diferencias entre los Borbones de 1808 y don Manuel Azaña, ni se diferencian mucho Murat y sus relaciones con las autoridades madrileñas, de Rosemberg y sus relaciones con las también autoridades madrileñas y estatales. Como en 1808, en 1936 son el Ejército y el pueblo los que inician el combate, y la Junta de Defensa de Burgos tiene un eco noble de las Juntas del tiempo de la francesada.

Inmediatamente después del Alzamiento, los periódicos solían titular las apasionantes noticias de aquellos días: “El Movimiento triunfa arrolladoramente en toda España”. Con un aire, sin duda, decimonónico —no se olvide que 17, 18 y 19 de julio de 1936 son los tres primeros días del siglo XX en España— al Movimiento de le apellidó de Glorioso: el Glorioso Movimiento Nacional.

Rafael García Serrano

3 comentarios:

angel dijo...

Felicitaciones por la página. Me enteré por la lectura de la revista CabildoPor esto vale la pena vivir.

Patricio Iglesias dijo...

Estimado Rafael García Serrano: No puedo más que admirar su valor al manifestar sus ideas, hoy muy polémicas. Yo no coincido con esa interpretación de la insurrección ni tampoco con la asignación del adjetivo "gloriosa", pero no puedo desmerecer su pensamiento ni mucho menos su valía al expresarlo.
Sin más se despide

Patricio Iglesias

federico dijo...

magnifico el blog , a la altura de los momentos asi como la espectacular revista que tanto bien le hace a la patria , gracias por publicar la verdad, viva la patria! viva cristo rey!