viernes, 20 de abril de 2012

Editorial del Nº 95

LA DESQUICIADA
   
   
Aumentan con el paso de las horas las pruebas del profundo desquicio personal y político en el que se encuentra sumida Cristina de Kirchner. Sus frecuentes apariciones retratan un rostro en creciente descomposición, una retórica cargada de idiotismos, risas necias emergiendo de su boca trastornada, y un llanto —ora fingido, ora real— que controla a voluntad según las convulsiones suscitadas en sus amaestrados auditorios.
  
Entre los gravísimos hechos protagonizados últimamente por la desquiciada, se cuenta primeramente su ataque ferocísimo a la institución familiar, mediante un proyecto de reformas legales elaborado en paridad de culpas con la gavilla que preside Lorenzetti. Horrible paso es la conculcación expresa del Orden Natural y del Sobrenatural. Condenable asimismo, y sin atenuantes, es que cada uno de los elementos constitutivos del hogar cristiano sean metódicamente despreciados. Y todo repudio es escaso ante el despliegue de un relativismo ético tan grotesco cuanto malévolo. Pero que a la par que tamaña ofensiva ejecutada contra el Decálogo, Cristina proclame vivir como católica, es mucho más que el desgozne de una trastornada. Es un acto calculadamente sacrílego, que de existir algún pastor másculo en estas costas, no debió quedar sin contundente sanción canónica.
  
Tenemos por segundo ejemplo del desquicio, lo sucedido alrededor del trigésimo aniversario de la Reconquista de las Malvinas. La presidenta coincide con los ingleses en afirmar que el dignísimo 2 de abril fue nada más que un atropello a la libertad de los kelpers. Coincide con la intelligentzia apátrida que dice cuestionarla, al descalificar la guerra justa y presentarla como un abuso dictatorial más a un puñado de chicos inexpertos. Y coincide con su inherente roñería moral al exhibir desenfrenadamente su rechazo por lo épico y lo castrense, manifestándolo con tonalidades ideológicas que delatan una marcada propensión por los relatos masónicos y marxistas. Como en el caso anterior, tampoco aquí lo más escandaloso es el agravio a la patria en sus gestas militares, sino que la fautora de tamaño mal insista en llamarse “presidenta malvinera”, sin que falten imbéciles que la tilden de nacionalista, en tono acusatorio. Bueno sería que no escasearan veteranos ni combatientes aunados en el propósito común de desenmascar para quién trabaja la fregona de Buckingham.
   
Sumemos de rondón un desvencije más de la desquiciada. Cual módica simona wiesenthal de las pampas no halló mejor idea que detectar un par de nazis en los medios que tiene por adversarios, sin querer advertir lo mucho que se le parecen. La explicación “científica” del sorprendente hallazgo la llevó a incursionar por los campos de la genética, descalificando a quienes se atrevieran a conjeturar que los mancebos de La Cámpora fueran portadores del mismo gen montoneril de sus padres. “Me sonó a Mengele”, confesó preocupada.
   
Lo insólito del desmadre mental no es tanto la búsqueda de cualquier argumento para defender a los muchachos onanistas / todos unidos triunfaremos, sino que no se tenga por mengeliana quien convirtió en política de Estado el vejatorio saqueo genético de dos jóvenes, sólo para saciar una venganza personal con un medio masivo. Sin contar sus declaraciones a favor del determinismo genetista, cuando el 22 de junio del 2011 inauguró un edificio anexo del Instituto Leloir, o su prólogo a un libro para niños del escritor brasilero Monteiro Lobato, tenido por racista en los mismos medios progresistas que le son rabiosamente afines.
  
Contra el desquicio no queda más antídoto que la recomposición del Orden. O más exactamente: la reimplantación del quicio. ¿Dónde hallar estos exponentes del Orden en una patria cuyas murallas han sido derrumbadas, comenzando por los contrafuertes de su templo mayor? La respuesta es simple y compleja a la vez, en quienes aún tengan la gracia de no estar ciegos, ni sordos ni mudos. Que los que vean señalen, que los que escuchen alerten, que los que puedan hablar se suban a los tejados. Tal vez, entonces, el Creador de todo Orden se apiade de nosotros y nos libre de la tiranía de los desquiciados.
   
Antonio Caponnetto
  

7 comentarios:

Anónimo dijo...

siguen los horrores, por ejemplo se crean las Uninones Convivenciales. textual,
ahora si se lo lee atte. resulta que vivir con hermano o hermana, tia o tio, amigo o amiga, crea una obligación alimentaria, por lo menos surje de Union Convivencial que tambien abarca a las parejas. Pero ante la pregunta coherente de un jurista a cerca de lo incorrecto de la terminologia, una ministra de la corte respondió que¨Se supone que es para parejas y no familiares¨, claro dijo el jurista, ahora el principio juridico Donde la ley no distingue no debemos distinguir nosotros, quedo derogado por una mera suposicion.se es mayor a los 18 pero si estudias debes ser mantenido hasta los 25. desaparece el bien de familia, ahora anda a sacar un credito o algo asi. No puede pasar este codigo que ademas no confundirse fue proyectado en 1993 y 1998, el payaso presidente en esa epoca. No puede pasar este codigo. daniel jorge

Anónimo dijo...

"...que de existir algún pastor másculo en estas costas, no debió quedar sin contundente sanción canónica". No, Antonio; las excomuniones son para los tradicionalistas, no para los zurdos.

Anónimo dijo...

Poesia que promete
Para Hebe y Norberto (Orabide)

Con esa femenina estampa
y ese lenguaje tan procaz
nuestra diva de la pampa
para el Nóbel de la Paz!

Lo recomendaba el ojituerto
Pa resolver todo entuerto
Al que lo tiene bien abierto,
El entendimiento por cierto

Pablo dijo...

Excelente!! en este tiempo de inmensa ceguera , hace falta quien grite la verdad, no más siquiera para que el altísimo Cristo escuche que sus fieles aun tienen sal para la tierra, mientras muchos optan por la tiniebla nuevamente. Gracias Antonio!

Anónimo dijo...

Nadie lo hubiera dicho mejor.Además, me sumo a los deseos del doctor. Zorro viejo, si los hay. Impartirá justicia el señor, eso esperamos todos los bien nacidos. Desde la patagonia, Eduardo lo saluda calurosamente y lo insta a continuar luchando contra este régimen de MIERDA.

mariela dijo...

hola.. soy nueva en esto. vos predicas??

mariela dijo...

igual me gusta la filosofia que usas, y me encanta leerte. no apoyo este gobierno.. siempre digo que las leyes y derechos humanos no se cumplen para todos... es de unos pocos...