viernes, 27 de abril de 2018

Mirando pasar los hechos


LA MATANZA


“Muy satisfechos de ir por el atajo

balando entre el chillar de los vencejos

sin la luz de los ojos que ven lejos.

¡Ay, el pastor! ¿Adónde te escondiste?”

(Padre Castellani, “Visiones”, octubre de 1947)




Como si todo se redujera a una mera cuestión cromática, en estos tiempos de ola amarilla, sepultadora del ya pasado tsunami naranja, el panorama negro de la que alguna vez fuera la Patria Bella sigue mutando, y de las mesnadas rojas del pasado diciembre ha devenido ahora en verde abortista.



Verde como el color del alimento que se pudre, como la mosca que se regodea en el excremento. Verdes los pañuelos de las que han dado encarnadura real a aquel título de un programa de televisión de otrora: Mujeres asesinas. Verde de mucosidad enferma que ha salido a barbotar ante la pasiva mirada de muchos que debieran actuar.



Alborotadas por los calores inusuales de un abril impío (en todo el sentido de la palabra), los hongos verdes asentados en el Charlamento Nacional exigen “aborto legal en el hospital”, tal como reza (es un decir) un mantra estrenado en el día de la venganza terrorista del pasado 24 de marzo. Y para seguir promoviendo el Aborto Libre para Todas y Todas (por esas cuestiones de género que tanto se llevan en estos tiempos y contratiempos), las empoderadas irán a los templos.



Nadie crea que están pensando en ir a misa. No hay bergoglios ni lagunas a mano para que estén “una cum” ellas. No volvieron Mayol ni Podestá, que bien conocen de estas osas que osan hozar recintos para ellas infrecuentes. Lamentablemente, ya no podríamos llamarlos “recintos sagrados”. Mucho hace que perdieron esa categoría, por obra y desgracia del Concilio Vaticano II.



Y no. No nos sorprende que las Hijas del Misoprostol se atrevan a tanto. Nos sorprende que no haya una sola voz episcopal que demuestre que debajo de las sotanas todavía queda algún atributo varonil que sirva para defender la Buena Causa contra el avance de las herodianas. No hay Obispos que llamen a Cruzada. Hay voceros episcopales que redactan cartas descafeinadas que claman al cielo tanto como el derramamiento de la sangre de los más inocentes.



Tiempo atrás un necio con anillo episcopal despachó a un defensor de la Iglesia diciendo que en su recinto “no se necesitaban Cruzados”. Ahora, en los recintos va a encontrar a las feministas que tal vez nunca soñara que se le enfrentarían.



Quizás ese pobre hombre pregunte ahora por los Cruzados. Pero será tarde.



Sus catedrales, de todos modos, no van a ser profanadas por las tiorras rioplatenses: las catedrales ya fueron profanadas, hace bastante tiempo, por los mismos que no querían a los Cruzados.

Rafael García de la Sierra

3 comentarios:

Anónimo dijo...

No soy muy dado al análisis de cada palabra, etimología y demás detalles y pido perdón por anticipado por la rudeza de los términos pero creo que esta "confusión" comenzó en nuestro país de mano del charlatan de Chascomus cuando se comenzó a llamar "Gays" a los que siempre habían sido conocidos como PUTOS y este es el caso de estas "mujeres" que antes se llamaban simplemente PUTAS-
PACO LALANDA

bernardocarlosblanco dijo...

Lamentablemente el SANTO PADRE "PERONISTA", el que entrò en el seminario en el año 1957, dos años despuès de que PERÒN huyera como una RATA QUEMANDO IGLESIAS, ya ha dado suficientes muestras de querer destruìr a la SANTA IGLESIA CATÒLICA del mismo modo que el PERONISMO ha destruìdo a la ARGENTINA.

Se ha reunido con todos los MONTONEROS, SINDICALISTAS LADRONES, TERRORISTAS Y COMPAÑEROS PERONISTAS DELINCUENTES, PIQUETEROS, INDIOS MAFIOSOS Y ATEOS, COMUNISTAS, etc., con los familiares del HIPPIE TERRORISTA Y BLASFEMO MALDONADO, que INSULTÒ AL PAPA FRANCISCO Y A LA SANTA IGLESIA CATÒLICA de la manera màs SOEZ, con el FALOPERO MARADONA que al igual que la GORDA LADRONA Y PARIDORA DE TERRORISTAS HEBE DE BONAFINI INSULTÒ REITERADAMENTE AL SANTO PADRE JUAN PABLO II, no solo los recibiò, sino que no les exigiò una DISCULPA, y a MARADONA LO ABRAZÒ como si se tratara de un AMIGOTE FALTANDOLE EL RESPETO A LA INVESTIDURA PAPAL.

Cuando el PAPA JUAN PABLO II MURIÒ la LADRONA TERRORISTA HEBE dijo "ESTÀ ARDIENDO EN EL INFIERNO", pero lo màs increìble es que el 29 de Marzo el PAPA FRANCISCO dijo a uno de sus AMIGOS ATEOS, un periodista, "EL INFIERNO NO EXISTE", con lo cual hasta la BLASFEMA BOCA SUCIA CORRUPTA HEBE parece ser màs CREYENTE QUE EL PAPA, al menos ella SÌ CREE EN EL INFIERNO, un INFIERNO EN EL QUE SEGURAMENTE ESTÀN ARDIENDO SUS HIJOS TERRORISTAS.

Si no existe el INFIERNO tampoco existe el DIABLO, y por lo tanto tampoco existen ni DIOS NI EL PARAÌSO, la verdad es que al querer ser tan PROGRE Y DEMOCRÀTICO el PAPA y la IGLESIA se estàn convirtiendo en HEREJES.

Anónimo dijo...

https://www.youtube.com/watch?v=bzOFbme1uwI
ex católica por no enseñarle a razonar en la Verdad.