lunes, 30 de octubre de 2017

Secuencia del derrumbe

TIEMPOS DE LAODICEA...

 
AYER. El diario "El Día" de La Plata el 16 de junio de 2008 avisaba del riesgo de derrumbe de la iglesia Stella Maris, en Punta Lara.
 
  
HOY. Un enojado y sorprendido feligrés nos hace llegar un escaneado de una reciente hojita parroquial de esa misma iglesia, que por lo visto, ya se ha derrumbado. Con el peor de los derrumbes: no el de los muros, sino el de la doctrina.

COLOFÓN


Ellos, entonces, poseen los templos. Vosotros, en cambio, la tradición de la Fe apostólica. Ellos, consolidados en esos lugares, están en realidad al margen de la verdadera Fe, en cambio vosotros, que estáis excluidos de los templos, permanecéis dentro de esa Fe. Confrontemos pues qué cosa sea más importante, el templo o la Fe, y resultará evidente desde luego, que es más importante la verdadera Fe. Por tanto, ¿quién ha perdido más, o quién posee más, el que retiene un lugar, o el que retiene la Fe? El lugar ciertamente es bueno, supuesto que allí se predique la Fe de los Apóstoles, es santo, si allí habita el Santo. Vosotros sois los dichosos que por la Fe permanecéis dentro de la Iglesia, descansáis en los fundamentos de la Fe, y gozáis de la totalidad de la Fe, que permanece inconfusa. Por tradición apostólica ha llegado hasta vosotros, y muy frecuentemente un odio nefasto ha querido desplazarla, pero no ha podido; al contrario, esos mismos contenidos de la Fe que ellos han querido desplazar, los han destruido a ellos.
Carta de San Atanasio, año 356

3 comentarios:

Eduardo Hernández dijo...

Bravo!
Excelente colofón.
Nada más que decir

FERNANDO JOSÉ ARES dijo...

En los extravíos doctrinales también debe encuadrarse en rojo el recordatorio del aniversario de la muerte de Carlos Cajade. Así a secas, Cajade, ya que no puede llamarse sacerdote a este miserable que se autodenominaba guevarista y comparaba a Jesucristo con el homicida serial conocido como "Che".

Un amigo suyo, director de la publicación Digital "La Política On Line" el día posterior a su velatorio confesaba indignado que se sentía estafado al ver la apostasía, la falsía y también la crueldad de Cajade, al ver llorando junto a su ataúd a una mujer y unos niños. Asombrado preguntó quienes eran y le contestaron "la mujer y los hijos de Cajade". Y en esa ocasión explicó que le pareció también muy cruel la conducta diabólica de mantener en las sombras a su familia, sin poder decir los niños quien era su padre.

De esta canalla hace apología el impresentable, en mala hora, párroco de Stella Maris. Sería mejor que tuviera un poco de cristiana caridad, aunque todo lo cristiano parece ausente en él, y ayudara económicamente a la Viuda de Cajade y sus hijos.

FERNANDO JOSÉ ARES dijo...

En el diario "Hoy" de La Plata se publica la intervención de "Marina" "una de los tres hijos que tuvo el cura apóstata Cajade.
La información puede consultarse en https://diariohoy.net/interes-general/padre-cajade-presentaron-la-biografia-del-cura-militante-108044