jueves, 12 de diciembre de 2013

Editorial del Nº 106


LA MESA DE LOS DEMONIOS

Extirpada que le fuera Cristina al hematoma cerebral, y libre ya éste del cuerpo extraño que lo hostilizaba, la mujer volvió al centro de sus funciones políticas. Aliviada de lutos y de lutas, diría Maduro, retornó rodeada y contenida por sus nuevas mascotas, entre las que se cuentan un perro bolivariano, un judío marxista, un contador chaqueño y un pingüino de peluche. Todo nacional y popular, como el tributo millonario oblado a Repsol a las pocas horas del retomado mando, en señal machaza de soberanía irrestricta.
 
Acaso dos hechos, por su ínsita y apabullante significación, permiten simbolizar este período terminal de la degeneración kirchnerista. Llamaremos al primero con el parafraseo evocativo de una consigna setentista: la sangre derramada será remunerada.
 
En efecto, y como es de sobra sabido, el Congreso, casi sin excepciones, acaba de sancionar una ley por la cual se resarce con una pensión vitalicia a quienes hayan sido presos políticos (o a sus descendientes), en los oscuros años del auge guerrillero, incluyendo en el período al mismísimo gobierno constitucional y democrático del matrimonio Perón. Por cierto que “presos politicos” quiere decir aquí terroristas capturados; y pensiones vitalicias, abultadas sumas que se agregan a las millonarias indemnizaciones ya otorgadas.
 
Pocas veces en la historia, un Estado como el que preside esta viuda cleptómana, ha puesto en evidencia, de modo groserísimo y tosco, su vocación de convertirse en un Estado Pro Terrorista, que equivale a decir Terrorismo de Estado. Y pocas veces en la crónica de nuestras batallas, los contendientes de un bando —esto es, el de los erpianos y montoneros— han dado tan repelente prueba de su condición de asalariados.  La liberación nacional primero fue Gelbard, después Cavallo, ahora Kicillof; y siempre en su medida y armoniosamente asegurarse bolsillos abultados, bóvedas repletas y bolsos rebosantes de dólares.
 
El segundo hecho de este final de fiesta es el nombramiento del cura Juan Carlos Molina al frente de la Secretaría de programación para la prevención de la drogadicción y la lucha contra el narcotráfico, organismo oficial vinculado a las influencias de Alicia Kirchner, que heredó de su hermano la hermosura del semblante y la dicción ciceroniana, aunque la natura fuese algo esquiva con el coeficiente mental de su testa.
 
El tal nombramiento, claro, se hizo de manera explícita para congraciarse con la Iglesia, en un momento en que, por razones obvias, no le conviene al gobierno exacerbar sus malévolas furias anticatólicas.
 
Lo doblemente dramático de este episodio es que ni Molina es católico —apenas si un sirviente rentado más de la perversión kirchnerista— y que la Iglesia cuya congratulación se procura es la misma que toma mate con los profanadores de templos, concelebra liturgias mundanas con los deicidas, convierte a las parroquias en sinagogas y juzga que su misión primera no es testimoniar y glorificar a Cristo Rey sino controlar que a la muchachada no se le vaya la mano con el porro.
 
Aclarado fue por el obispo D’Annibale y por sus pares, que el prete cristinista asumía sus funciones a título personal. Lo que debieron aclararse los pastores a sí mismos y al resto de la feligresía fiel es que “no podéis participar de la mesa del Señor y de la mesa de los demonios” (San Pablo, I Corintios, X, 21).
 
Y aquí debíamos llegar, necesariamente. Lo que tenemos hoy a la vista es el ágape desenfrenado de los demonios, la bacanal de Mandinga, el banquete luciferino, la tabla puesta en común para que se sienten a ella cuantos personajes infernales andan sueltos, sean clérigos encumbrados o públicos hombres de Estado. Lo mismo da.
 
Nosotros queremos pedir la gracia de ser leales al mismo magisterio paulino que, a propósito del anterior anatema, nos ordena: “no quiero que vosotros entréis en comunión con los diablos. No podéis beber el cáliz del Señor y el cáliz de los demonios”. Para eso estamos y seguiremos estando los nacionalistas católicos: para no darles tregua ni a los terroristas pensionados ni a los organizadores de aquelarres.
 
Antonio Caponnetto
 

19 comentarios:

Anónimo dijo...

Valiente Editorial, como siempre. Mis felicitaciones al Dr. Antonio Caponnetto.

Me permito agregar otra mascota de Cristina en las consignadas, al sucesor de Schoklender en los afectos de Hebe y tapa de su revista, me refiero al Gral. César Milani. Otro peluche.

Fernando José Ares

Flavio Infante dijo...

Si hay algo que no pueden exhibir los que profesan el materialismo dialéctico es sentido del honor: éste, en efecto, supone una cierta primacía del espíritu.

Pero con esto ya hicieron del todo explícita su afinidad con el fango. Los sabíamos capaces de falsear testimonios, de atacar por la espalda, de patear a enemigos caídos. Ahora se han revelado capaces de profanar sepulturas para rapiñar sus restos. Porque esta renta inicua que se otorgan está manchada de la sangre que ellos mismos derramaron.

Gracias a la maestra pluma de don Antonio, que sabe equilibrar con el humor necesario esta pesadilla. Gracias por recordarnos ese nuestro cometido de honor: «no darles tregua ni a los terroristas pensionados ni a los organizadores de aquelarres».

Alan Christian dijo...

Hola gente de Cabildo. Me gustaría que dijeran algo sobre el portal de internet "Chau Tabú" del Gobierno de la Ciudad. Es escandaloso. Ya la licenciada Mónica del Río hizo mención al respecto en Notivida. Espero que acepten mi sugerencia. Sé que ustedes son gente de buena doctrina y con autoridad moral en nuestro pensamiento nacionalista católico. Saludos.

Anónimo dijo...

No se puede luchar "contra la droga" y en todo caso, lo jorobado es que no se debe de poder vender mas de 10 gramos de cocaína sin permiso policial (que reporta al diputado o senador de turno en un clásico entongue).La lucha contra la dorga es jueguito pa'la tribuna, por favor y este cura, una verguenza como tantos. Su superior, peor todavía. Hasta para mandar en una iglesia hay que tener cojones. El problema en la iglesia no es que hay pedófilos sino que hay muchos curas que son señoritas.
PACO LALANDA

CabildoAbierto dijo...

Estimado Alan, en la versión papel de Cabildo 106 hay un breve artículo sobre este repugnante sitio. Las notas de la Revista, salvo el Editorial, se reproducen en el Blog recién cuando el número deja de estar en kioscos. Muchas gracias por tu interés genuino.

Anónimo dijo...

juasjuasjuas recien cai a la segunda lectura q fue exitosa la operacion a que se sometio don hematoma!

Anónimo dijo...

Como siempre impecable la opinion del maestro!!

¡Estamos hartos de esta pindonga y su corte de rufianes!!

¿Como podremos liberarnos?

shl2008 dijo...

No conozco a este cura Molina. No sé qué piensa, ni cuán (ir)respetuoso es de la doctrina. Pero debo decir que, a priori, no estoy de acuerdo con el prejuzgamiento efectuado por el Dr. Caponnetto. Trabajar dentro de este gobierno no es necesariamente servir al demonio. Creo que el prejuzgamiento parte de ver todo, absolutamente todo, en blanco y negro. No desconozco la bajeza moral general de quienes ocupan actualmente los lugares de poder en este gobierno. Ahora, ello no quiere decir que hagan todo mal, o siempre ordenado hacia el mal. La mayoría de los seres humanos son grises. Hacen cosas bien, y cosas mal. Aún los más bajos, también hacen algunas cosas bien. No es incompatible seguir a Dios y ocupar un lugar en la función pública actual. Sin duda hay gente que participará del latrocinio generalizado de los gobernantes de turno; pero también habrá los que, en su buena fe, creen poder aportar a la consecución del bien común. Insisto: no conozco a este cura; simplemente quería sentar un principio general, y creo que el Dr. Caponnetto se puede estar –injustamente- apresurando. Saludos, shl2008

E. Mario dijo...

Excelente artículo Prof. Caponnetto.

Ahora tenemos que volver a soportar al siniestro Jorge Milton Capitanich Popovich, un DESTRUCTOR por antonomasia de la actividad agropecuaria argentina, sin tocar, por cierto, a la oligarquía hebrea del campo (Soros, Elsztain, Grobocopatel, Werthein, etc.). Capitanich Popovich sostuvo con ahínco la aplicación de las retenciones móviles contra los pequeños y medianos productores rurales hacia mediados de 2008. Su socio de fechoría en la hebraizada Chaco fue Juan Carlos Bacileff Ivanoff.

Y ahora pone la cara y las garras Axel Kicillof Barenstein. ¡Qué tal!

Eugenio Sulpizio dijo...

Comprendo la postura integrista del director de esta revista. Sin embargo, continúo preguntándome si el nacionalismo católico-integrista, toda vez que presupone una cosmovisión dogmática y harto inflexible, podría solucionar los problemas de nuestra patria sin redundar, como la historia ya lo ha demostrado, en otra forma del totalitarismo.

Les propongo que expliciten su programa político: han sentenciado in límine que nuestra patria está desolada, pero solo se han detenido en el visto.

Res, non verba. Ya es hora de decir la verdad, no?

Anónimo dijo...

Esto esta pasando hoy en mi patria, necesitamos organizarnos para tiempos difíciles. Por favor sumarse a organizaciones nacionalistas católicas a fin de ir juntando voluntades para dar testimonio. Por Dios y la Patria.

Victor

beli dijo...

Querido shl2008, los Sacerdotes están para administrar (correctamente) los Sacramentos y nada mas... Para hacer asistencia social estamos los laicos.

Sr Eugenio Sulpizio, le recuerdo que Lot quería buscar algun que otro justo para salvar a Sodoma... Que respuesta recibió?
se lo digo en criollo: LOT, mandate a mudar que la arraso con azufre y no se salva nadie...,
No, pero seguro consigo 10 que me ayuden!!
MAN-DA-TE A MU-DAR IA!!!

E. Mario dijo...

beli:

"Los sacerdotes, ministros de mi Hijo, por su mala vida, por sus irreverencias y su impiedad al celebrar los santos misterios; por su amor al dinero, a los honores y a los placeres, se han convertido en cloacas de impureza. [...] los lugares santos se hallan en la corrupción; muchos conventos no son más las casas de Dios sino el pasto de Asmodeo y los suyos. Roma perderá la fe y se convertirá en la sede del Anticristo." (fragmentos del Profético Mensaje de Nuestra Señora a los niños pastores Mélanie Calvat y Maximin Giraud, tras Su Aparición del 19 septiembre de 1846 en la aldea de La Salette, departamento de Isère, Francia)

Robergomez dijo...

respuesta a shl2008...

No podés estar en el fango y salir limpito.

Anónimo dijo...

Con todo respeto, señor o señora shl 2008, le escribo mi parecer respecto de su reflexión. Es claro, para un hombre maduro, que la vida es muy extrña y que mas extraño es en la posición que uno puede quedar en algún momento de la existencia,pareciendo algo que no es ( y que incluso rechaza con todo el alma) de modo, que tiene usted razón en parte. Por otro lado, me da la impresión que el Sr. Director, con afan didáctico y amor a su religión, expone muchas cuestiones de manera dura, con el "viejo estilo" de docencia que hizo grande a nuestra Patria ( y a nuestra civilización blanca, cristiana y universal), bien lejos de "los acuerdos, charlas, debates" y demás paparruchadas, que, solo para dar un ejemplo, han culminado que HOY un alumno que incendia un colegio pueda lograr que lleven preso al director.Muy simplificado esto,
PACO LALANDA

E. Mario dijo...

Paco:

¿"civilización blanca"? ¿de qué hablas? La Verdadera Iglesia SIEMPRE condenó el racismo. ¿De qué forma sino podría haber evangelizado a las diferentes razas?

¿Por qué crees que existen los criollos/americanos católicos, los japoneses católicos, los chinos católicos, los árabes católicos, los ghaneses católicos, etc., etc.?

¿Cómo te cuesta sacarte de la cabeza la ideología unitaria, verdad?

LA SALETTE

beli dijo...

E. Mario: a eso me refiero. Que al ocuparse de otros asuntos, los Sacerdotes dejan de hacer lo que les corresponde o lo hacen para la mier...
Gracias por el texto porque fué muy ejemplificador.

Belisario.-

E. Mario dijo...

shl2008:

Tú dices: "No es incompatible seguir a Dios y ocupar un lugar en la función pública actual."

RESPUESTA: Si leyeras "LA PERVERSIÓN DEMOCRÁTICA" de Antonio Caponnetto, te darías cuenta de que sí es INCOMPATIBLE seguir a Dios y ocupar un lugar en la función pública actual (o sea democrática).

LA SALETTE

Anónimo dijo...

Estos tales SHl2008 y sulpizio parecen ser dos ciberkk de la "campora", sabemos que hay una orden para que molesten en todos los foros nacionalistas y catolicos.

Sres. de Cabildo, borrenle los mensajes apenas lleguen.

Aca solo se deben recibir mensajes para gloria de Dios y de la Patria.