viernes, 5 de julio de 2013

De pluma ajena

¿POR QUÉ ESTAS NOTICIAS
NUNCA SON NOTICIA?
 
RABINO PEDERASTA CONDENADO A 103 AÑOS EN PRISIÓN
 
Nueva York, Estados Unidos. Un juez condenó hoy a 103 años de cárcel al líder judío ultra-ortodoxo Nechemya Weberman, del barrio neoyorquino de Brooklyn, por abusar sexualmente en repetidas ocasiones a una menor de edad.
 
Weberman, de 54 años, fue sentenciado después de que una joven de 18 años denunciara que cuando tenía 12 años sufrió abuso sexual por parte del rabino cuando éste desempeñaba sus funciones de consejero religioso, pese a no poseer licencia. Según informaron medios locales, Weberman no mostró ninguna reacción cuando el juez lo condenó y aunque no realizó ningún tipo de declaración, su abogado señaló que apelará la sentencia. Esta condena rompe con el hermetismo que caracterizaba el sector judío en la Gran Manzana, concentrado en la zona de Williambsburg, donde no es habitual las denuncias dentro de la comunidad. Desde que el rabino fue declarado culpable por un jurado el pasado 9 de diciembre, la comunidad judía se dividió entre los defensores y detractores del rabino.
 
Así, un sector criticó duramente a la víctima y defendió a su líder religioso, mientras que otro apoyó públicamente la valentía de la joven, que ya se ha convertido en un referente para las jóvenes que se encuentran en una situación similar. La tensión en Williamburg tras conocerse la noticia se plasmó en la agresión que sufrió uno de los defensores de la víctima, Nuchem Rosenberg, herido después de que un desconocido, que posteriormente fue arrestado por la policía, le arrojara lejía en la cara.  Rosenberg es conocido entre los judíos neoyorquinos por poseer una página web donde publica los casos de abuso sexual en la comunidad judía, ya que habitualmente el silencio y el secretismo envuelve los abusos, que pocas veces acaban en una denuncia. De hecho, el fiscal del distrito de Brooklyn, Charles Hynes, se comprometió recientemente a tomar medidas contra la intimidación que sufren las víctimas por abusos dentro de la comunidad judía ultra-ortodoxa, que en muchos casos trata de encubrir estos delitos. Antes de la agresión, Rosenberg se pronunció en contra de Weberman por el caso de abuso a la menor, aunque la policía no encontró ningún vínculo entre ambos sucesos.
 
En Estados Unidos se concentra gran parte de la comunidad judía en el mundo, con 5,3 millones de personas, detrás solo de Israel, con cinco millones y medio, lo que convierte al pueblo judío en uno de los sectores con más influencia en el país norteamericano.
  
http://www.haaretz.com/jewish-world/jewish-world-news/n-y-hasidic-counselor-sentenced-to-103-years-for-sexual-abuse-1.495663

7 comentarios:

Alan Christian dijo...

http://surferpunks.blogspot.com.ar/2013/06/el-padre-grassi-es-inocente.html
Este es un breve trabajo que hice sobre el Padre Grassi. Yo siempre digo que hay un complot en estos casos de pedofilia que involucran a sacerdotes. Creo que estos casos son inventados por los mismos que no dejan trascender lo que sucede en el seno de sus comunidades...

Anónimo dijo...

Tampoco se publican muchas noticias como ésta:

"Israel y el tráfico de órganos


Hay un país que aparece reiteradamente incriminado en el tema del tráfico de órganos: Israel.

La conexión Israel Sudáfrica.
Dos días antes de que se presentase el informe sobre el tráfico de órganos en Kosovo se publicaba un artículo18 informando que Netcare, el proveedor de cuidados de la salud más grande de Sudáfrica, se había declarado culpable de los cargos de realizar operaciones ilegales de trasplante de riñón. La empresa reconoció que, "algunos de los donantes de riñón eran menores de edad en el momento en que sus riñones se retiraron".
El juicio seguía a una investigación de siete años sobre las operaciones ilegales en el Hospital San Agustín de Durban, en asociación con un sindicato de tráfico de órganos vinculado con Israel. La empresa de salud también se vio obligada a admitir que "algunos empleados participaron en estas ilegalidades, y que el hospital se benefició de los ingresos" y cinco médicos notables de Sudáfrica también fueron acusados en el caso.
El hospital ha acordado pagar casi 8 millones de rands (US $ 1,1 millones) en multas. Los cargos en la cuenta de 109 operaciones realizadas en el hospital entre 2001 y 2003.
A raíz de esto han surgido otros informes con respecto a 25.000 niños ucranianos que habían sido traídos a Israel en los últimos dos años para ser utilizados por centros médicos israelíes como "piezas de repuesto".

Las implicaciones de Israel en las redes de tráfico de órganos no se reducen a este caso.


La conexión Israel EEUU

En 2009 surgieron dos casos en Estados Unidos y en Suecia.
En julio, agentes del FBI de Nueva Jersey detuvieron a un traficante de órganos de Brooklyn, que era un rabino ortodoxo, Isaac Rosenbaum. Sus lucrativas actividades empresariales ya se habían descubierto unos años antes. Formaba parte de toda una red internacional que incluía cirujanos de trasplante y sus agentes, abogados, cazadores de órganos, agentes de seguros y de viajes, enfermeras, etc. su origen era Israel y tenía contactos con Turquía, Moldavia, Ucrania, Brasil, Alemania, África del Sur, Filipinas, China, Kosovo, Azerbaiyán, Colombia, y por supuesto Estados Unidos especialmente los hospitales de Nueva York. 19

Al mes siguiente otra historia de tráfico de órganos que implicaba a Israel fue publicada por el periodista sueco Donald Boström en Aftonbladet, el 17 de agosto de 2009 provocando un escándalo internacional. En realidad no era una novedad pues era conocida desde los años 90. Se trataba del robo de órganos y tejidos de palestinos durante las autopsias en el Instituto Forense Nacional de Israel de Abu Kabir, en Tel Aviv. 20

Mucho antes Boström había publicado un libro en 2001 Inshallah, donde mencionaba el robo de tejidos y órganos de palestinos muertos en el Instituto Forense de Abu Kabir. 21

Un largo documental de TV- de una hora del director francés Catherine Bentellier sobre el tráfico de riñones también reveló con testimonios de gente en Moldavia recogidos en 2001, que había sufrido la extracción de órganos y el tráfico a Turquía, Ucrania y Georgia para pacientes de Israel.22





Continua...

Anónimo dijo...

Los tejidos “perdidos” de Rachel Corrie.

El año pasado también se conoció el caso de de la autopsia de Rachel Corrie:
Recuerda que activista norteamericana Rachel Corrie protestaba contra la demolición de casas palestinas con un megáfono, era claramente visible pero a pesar de ello fue aplastada el 16 de marzo de 2003, por un bulldozer Caterpillar D9R. La versión oficial es que no la vio a pesar de los numerosos testigos presentes que afirman lo contrario.
El 14 de marzo de 2010, el Tribunal de Distrito de Haifa recibió el testimonio en la demanda civil presentada por la familia de Rachel Corrie, contra el Estado de Israel por su homicidio en Rafah, en Gaza.
Durante la audiencia, el Dr. Hiss, que llevó a cabo su autopsia, a petición de los militares israelíes, admitió que había violado una orden judicial israelí, que requiere que un funcionario de la Embajada de los EE.UU. esté presente en calidad de testigo. Hiss, declaró que era su política de no permitir que nadie que no sea un médico o un biólogo observarse las autopsias. Hiss admitió que había retenido muestras de tejidos y órganos del cuerpo de Corrie para exámenes y ensayos sin informar a la familia Corrie y dijo que no estaba seguro de lo que se hizo con las muestras. Al parecer Hiss tiene una larga tradición de “perder” tejidos y órganos que se remonta a 1987 cuando se le nombró patólogo jefe del Instituto Forense de Israel.

Un artículo de Nancy Scheper-Hughes23 autor de algunos libros sobre la pobreza y la salud 24 que ha trabajado sobre el terreno en el tema del tráfico de órganos relata la entrevista con este personaje que fue director del Instituto Forense de Israel. Reproduzco un extracto in extenso porque la entrevista grabada es una prueba irrefutable. Otros testimonios de militares forenses israelíes también y en ambos caso no puede acusárseles de “antisemitas”, el argumento habitual para descartar este tipo de evidencias.


Foto: Doctor Yehuda Hiss.25


"En julio de 2000, mientras estudiaba el crecimiento de los viajes organizados de trasplante a cargo de agentes en Israel, hice una entrevista grabada al director del Instituto Forense Nacional de Israel el doctor Yehuda Hiss, en Abu Kabir.
El Instituto Nacional de Medicina Forense de Abu Kabir, un suburbio de Tel Aviv, es donde se depositan los cadáveres que requieren identificación, examen, y autopsia. Está conectado con la Facultad Sackler de Medicina (Universidad de Tel Aviv), con un laboratorio estatal de genética, y con la policía de seguridad y los militares.
El tráfico ilícito de órganos, tejidos, huesos y el almacenamiento de las partes del cuerpo clasificados en el Instituto es lo que los antropólogos llaman un secreto a voces, algo que cada uno dentro de la sociedad conoce, pero que nunca se discute. Las denuncias y las investigaciones oficiales de tráfico de órganos y tejidos en el Instituto Forense han estado en curso en Israel desde 1999 hasta nuestros días.
En 1999 se publicó un informe de investigación en el diario de Tel Aviv Ha'ir, según el cual a los estudiantes de medicina dirigidos por Hiss se les permitió practicar en los cuerpos enviados al Instituto de Abu Kabir para autopsia, y partes de los cuerpos fueron extraídas para el trasplante y otros usos médicos sin el permiso de las familias afectadas.
En el 2000, el periódico Yediot Ajaronot publicó una lista de precios para las partes del cuerpo que Hiss había vendido a los investigadores universitarios y a las facultades de medicina. La Israel National News informó en su momento, "En los últimos años, los jefes del Instituto parece que han dado miles de órganos para investigación sin permiso, mientras que mantiene un 'almacén' de órganos en Abu Kabir."
En 2005, se hicieron públicas nuevas denuncias de tráfico de órganos en Abu Kabir y se admitió haber eliminado partes de 125 cuerpos sin autorización. Hiss, admitió que la sustracción de órganos y tejidos fue "informal".
Continua...

Anónimo dijo...

espués de que mi video se estrenase el 19 de diciembre de 2009, en el canal israelí de televisión 2, los funcionarios del gobierno del ejército y el Ministerio de Salud admitieron que los órganos y tejidos se recogían a partir de los cadáveres de palestinos e israelíes a lo largo de la década de 1990, pero que la práctica terminó en 2000. El Dr. Hiss, sin embargo, negó públicamente todo lo que había dicho en la cinta - incluyendo sus palabras grabadas por mí.

En mayo de 2010, el Dr. Chen Kugel y Weiss Meira habló en una conferencia especial que organizó la Universidad de California, ante un grupo de trabajo de expertos, incluidos los antropólogos, cirujanos de trasplante, patólogos, detectives, fiscales y activistas de derechos humanos. Chen Kugel, dijo que la situación era mucho peor de lo que Yehuda Hiss admitió en su entrevista conmigo en el año 2000. Kugel presentó un relato en primera persona como oficial militar y patólogo forense. Cuando regresó a Israel, al Instituto Forense en el año 2000, después de varios años en los Estados Unidos, donde trabajaba en varios hospitales y programas de ciencia forense, dijo que de inmediato se dio cuenta de que algo estaba terriblemente mal.
Con un grupo de profesionales escribió una carta de queja al Ministerio de Salud, destacando las ilegalidades. El Ministerio de Salud reaccionó con presteza: se despidió a los tres médico residentes y castigó a Kugel, quien, como oficial del ejército que trabaja para el ejército, no podía ser despedido.

Se dieron a conocer los precios por los órganos, $ 300 por un fémur, por ejemplo - y si un cliente desea que todos los órganos de un cuerpo, fueran extraídos y vendidos, Kugel dijo que el precio era alrededor de $ 2,500.


Foto: Israel admite que tomó órganos de palestinos sin permiso. 26



Se tomaban todos, desde los judíos a los musulmanes, de los soldados a los lanzadores de piedras, de los terroristas a las víctimas de los terroristas suicidas, de los turistas a los inmigrantes. Sólo había dos consideraciones: el estado físico del cuerpo y sus órganos, y la capacidad de ocultar lo que estaban haciendo.
La mayoría de las víctimas de la sustracción ilegal de órganos, de acuerdo con Kugel, ni siquiera fueron sometidos a autopsia, simplemente se les quitaron los órganos. Se escondió el daño poniendo tuberías y los ojos de vidrio, palos de escoba, papel higiénico y tapas de plástico del cráneo para cubrir el lugar donde se extrajo el cerebro, y así sucesivamente. El Instituto, dijo Kugel, contaba con una cosa: que la mayoría de los israelíes no ven el cuerpo después de la muerte, excepto una vez, para verificar que el cuerpo es el correcto. El cuerpo era envuelto en un sudario, o en láminas de plástico y entregado a la empresa sepultadora. En ese caso, el personal advertía a los empleados funerarios, que no abriesen el envoltorio porque el cuerpo estaba contaminado con una enfermedad infecciosa.
Era más difícil tomar los órganos de los soldados debido a que sus cuerpos eran supervisadas por el ejército, que era más difícil de engañar. "Sin embargo, los órganos fueron tomados de los soldados", dijo Kugel. Era más fácil tomar los tejidos y órganos de los nuevos inmigrantes, y, por supuesto, más fácil de todo tomar los de los palestinos. Ellos están al otro lado de la frontera, y, "si hubiera alguna queja procedente de sus familias, por supuesto nadie les creería porque eran el enemigo".


Continua...

Anónimo dijo...

Foto: Prof. Yehuda Hiss, Director del Instituto de Medicina Forense de Abu Kabir27


Después de que esto fuese expuesto, se tardaron dos años para que el juez, o el jefe de la investigación judicial especial, decidiese si debería demandar a Hiss o no. A continuación, la policía tardó dos años para comenzar una investigación seria. El resultado final fue que Hiss fue trasladado como director del Instituto, pero retenido como patólogo senior con un aumento de sueldo.
Kugel fue destituido de su cargo debido a que, durante la investigación, habló con uno de los testigos que habían enterrado pruebas - partes del cuerpo humano - lo que se consideró como una interferencia con el juicio. Fue censurado y puesto en la lista negra de la enseñanza en todas menos una de las universidades de Israel.
Para el Dr. Kugel la cuestión principal no tenía nada que ver con la ciencia. Se trataba de falta de respeto, de acaparamiento de partes de cuerpos humanos y de convertir al Instituto en una fábrica de órganos .
El Dr. Kugel afirma que eso sigue ocurriendo hoy en día.”

Estas actividades del Instituto Forense Nacional como ves incluían el robo de órganos a ciudadanos israelíes y dada su escala es impensable que se hayan realizado sin el conocimiento del estado. El hecho de que el principal responsable haya sido premiado tras el juicio indica que este ha sido solo una parodia.
El estado de Israel ha dado abundantes pruebas de su falta de respeto por sus propios ciudadanos irradiando a niños judíos y ejerciendo una política eugenista sobre las mujeres judías de origen africanos como hemos informado en boletines anteriores. Por otra parte las redes de tráfico de órganos internacionales en las que Israel está implicado mueve enormes cantidades de dinero y es también improbable que hayan pasado desapercibidas para los financieros israelíes.

El caso de Kosovo es ejemplar y demuestra una vez mas el fraude de las guerras presentadas al público como “humanitarias”. Invita a que todo el mundo reconsidere el lavado de cerebro que los medios de desinformación han practicado para que las acepten e incluso las apoyen. En nuestro otro boletín publicamos varios artículos que pretenden hacer mas comprensible, esto tomando como base el papel estratégico que Kosovo está jugando en el tráfico de drogas mundial.Ver el próximo boletín armas contra las guerras.
Los documentos originales “Tratamiento inhumano de la gente y tráfico ilegal de órganos humanos en Kosovo” Están teniendo problemas de acceso, por lo que los incluimos a continuación.



Informe "Tratamiento inhumano de la gente y tráfico ilegal de órganos humanos en Kosovo" en pdf:

Ingles
Frances



Referencias:

1“Inhuman treatment of people and illicit trafficking of human organs in Kosovo” Informe original en francés PDF http://www.assembly.coe.int/CommitteeDocs/2010/ajdoc462010prov.pdf
Ver documentos incluidos en el final.
http://www.amcmh.org/PagAMC/downloads/ads98.htm

Anónimo dijo...

Tambien esta el antecedente en Argentina del rabino pedofilo Marshall Meyer, tan elogiado por Alfonsin.

Alan Christian dijo...

Podríamos estar hasta mañana con este tipo de historias... Yo creo que la gente sabe cómo funciona realmente el mundo. El tema es que todos temen el castigo de los que establecen qué es políticamente correcto. La situación cambiaría si la gente dejase de lado la hipocresía del Pensamiento Único y la comodidad monocorde de la vida burguesa. Pueden callar a un tipo, pueden meter preso a otro, "suicidar" a uno, "accidentar" a alguien, matar directamente a un sujeto, crearle una historieta a un tipito para quemarlo en los medios; así pueden hacer con varios. Pero no con todo un país o con todo el mundo. Por eso hay que decir la verdad. Los primeros que se atreven al revisionismo histórico padecen las consecuencias. Quienes le siguen también. Pero si todas las academias se oponen a la historia oficial y si la gente deja de creer en la tele, entonces la corrección política resulta vana y el discurso hegemónico se torna criminal. Es cuestión de sumar nuestra voz contra lo que estamos viviendo. En la calle la gente sabe cómo son las cosas.
ES MÁS UN PROBLEMA DE COBARDÍA QUE DE IGNORANCIA.
Saludos.