martes, 7 de junio de 2011

Mirando pasar los hechos

SHOCKING POR PARTIDA DOBLE

       
Pavadas y circunstancias
   
Dicen que el shock es una afección potencialmente mortal que requiere tratamiento inmediato y puede empeorar muy rápidamente. No obstante —al revés— aunque parezca un rebuscamiento, una variante del shock —Shocklender— es capaz de aportar grandes servicios a la salud pública. Al arrancar de un manotazo el telón encubridor del Régimen. Como símbolo cabal de la ultra delincuencia, retrata a los usufructuantes delictivos del Poder; abonando aquella histórica reclamación popular “que se vayan todos”. Incluso el reciente “descubrimiento” de siderales peculados y estafas que lo envuelven —junto a la Fundación maternal que patrocina y a etcéteras del Gobierno— rubrica el siniestro panorama del modelo K ya plebiscitado por la encuestocracia. Cuadro para más refrendado por el efebo a cargo de la Economía, al respaldar en la ESMA-Museo y Cocina, a la abanderada del modelo K. “Vos, pese a cualquier circunstancia personal, te pusiste al frente de las cosas”… “cuando se hablan pavadas es cuando más cerca tenemos que estar”… “¡Hebe es parte de la figuras que queremos que nos representen!”, proclamó.
    
Un ilustre penalista colocaba en la cumbre delictiva —como “loco moral”— al asesino que excediera en mucho la maldad común. Algo peor que el criminal nato, capaz de cometer delitos horribles, en la elección de las víctimas —por ejemplo sus padres— por su alevosía y la utilización de medios repugnantes para la generalidad de los criminales. En tal sentido el país, tantas veces a la cabeza de hechos extraordinarios, también ha batido un record desconocido en toda la historia. Permitiéndole aportar a la escuela penal un elemento adicional: “loco moral y virtual”: con fuerza para producir efectos impensables.
  
  
Elogio de la locura
  
Pero estas reflexiones no intentan enfocar únicamente al titular del prontuario escalofriante (que seguramente será el pato de la boda). Porque todavía más insólita ha sido si cabe, la locura de la justicia local. Al dejarlo libre a un asesino condenado a prisión perpetua, previo otorgamiento del elogioso título de Abogado que lo equipara en dignidad a sus jueces.* Hasta quedar habilitado, como experto parricida, para el patrocinio de las Madres de la Plaza de Mayo, titulares de la Fundación ahora en el banquillo mediático. Como también le permite liderar la lucha por los “Derechos Humanos”, persiguiendo a los combatientes contra el terrorismo. Hasta acompañar con su autoridad moral, el reclamo ante la Corte Suprema de Justicia contra los indultos concedidos a los represores genocidas… y sin perjuicio de exigir un trato bien severo para un anciano general preso.
  
  
Ejemplaridad
  
Cabalgando por los ondulantes caminos del Derecho Garantista, el libérrimo convicto ha salteado  cualquier  obstáculo que amenace su incondicional libertad condicional.** Además de realizar costosos viajes por regiones cercanas y remotas, con sus aviones o su yate, consiguió emprender negocios que en algún caso lo beneficiaron con una oportuna quiebra, zafando también de cheques sin fondos. Hasta obtener una fortuna colosal no registrada por ninguna lente impositiva… Estuvo tal vez al borde del shock, cuando descubrieron que manejaba un auto robado. Pero un minucioso juez, famoso por el secuestro de novelas “nazis”, le preservó la libertad por falta de mérito. En fin, requerido para altos rumbos, no pudo frenar  sus ímpetus, llegando a señorear la Universidad (sic) Madres de la P de M; también acompañando emprendimientos edilicios, con dineros públicos cuantiosos, que ahora están rozando su comodidad y el benemérito nombre de la Fundación epónima. Escollo que lo obliga a aparecer airosamente —como un auténtico “self made man” millonario— en todos los medios facilitados para ostentar su inocencia perpetua a prueba de cualquier delito.
       
Casimiro Conasco
Junio de 2011
     
     
Notas:
* Después, obtuvo en la Universidad de Buenos Aires el título de Psicólogo; jurando por su honor al recibirlo.
** Con la actuación de una radio interpenitenciaria que le permitiría exaltar la delincuencia en el marco ideológico del marxismo.
     

3 comentarios:

Isidro Irazusta dijo...

Obviamente, el israelita Schoklender eligió, como socio delictivo, a un congénere suyo, el ingeniero Alejandro Abraham Gotkin.

Es IMPRESCINDIBLE leer:

"LA MAFIA JUDÍA EN LA ARGENTINA" del israelita Fabián Spollansky.

Ver detalles del libro:

http://www.libreria-argentina.com.ar/libros/fabian-spollansky-la-mafia-judia-en-la-argentina.html

Anónimo dijo...

¡¡Brrruajjj!! ¡¡Puajjjj!! Todo lo vinculado con esta cerda y el parricida me hace vomitar.

Pehuen Cura.

Isidro Irazusta dijo...

“Jesús no fue solamente traicionado, sino vendido: traicionado por dinero, vendido a vil precio, cambiado por moneda circulante. Fue objeto de intercambio, mercadería pagada y entregada. Judas, el hombre de la bolsa, el cajero, no se presentó solamente como delator, no se ofreció como sicario, sino como negociante, como vendedor de sangre. Los judíos, que entendían de sangre, cotidianos degolladores y descuartizadores de víctimas, carniceros del Altísimo, fueron los primeros y los últimos clientes de Judas.”
(Giovanni Papini, citado en ‘LA IGLESIA TRAICIONADA’ de Antonio Caponnetto, pág. 36, 1ª edición 2010, editorial: Santiago Apóstol)