viernes, 6 de mayo de 2011

Del Profeta de la Argentina

A UN ANÓNIMO COBARDE
   
   

Recibimos un comentario sobre el texto de Carlos García recientemente publicado. En esas líneas se vertían desdorosas afirmaciones acerca de la supuesta cobardía de los italianos. Quien escribió eso no tuvo el valor de firmar con su nombre y apellido, tal vez para dar un ejemplo práctico de cómo se es un cobarde.
Quien esto escribe, sin una sola gota de sangre italiana en sus venas —y con cuatro abuelos gallegos en su haber— no publicará jamás una bajeza contra la querida tierra italiana y su gente. Pero sí transcribirá, como contestación a la anónima injuria, un fragmento del capítulo 20 de “El nuevo gobierno de Sancho”, escrito por el Profeta de la Argentina.
   
Álvaro M. Varela
   
   

LA COBARDÍA
   
   
(…) Volviendo Sancho de su infructuosa cuanto edificante gira, se halló de golpe con un gran golpe de gente con la boca abierta delante de una gran pizarra negra, como si fuese un choque de colectivos o un sermón del Partido Socialista Obrero. Preguntó Sancho lo que era y le dijeron que eran las últimas y más verídicas noticias de la guerra. Miró Sancho el gran placard parlante y vio aparecer en él con grandes letras luminosas el siguiente letrero:
   
Noticia Primera. “Los italianos carecen de coraje, de valor y de valentía y no saben dar puñaladas más que por la espalda”.
   
Batieron palmas al ver tan fausta noticia todos los mirantes, hicieron gran aclamación, se rieron entre sí, se abrazaron con lágrimas de alegría en los ojos, como si todos de un golpe hubiesen sacado la lotería, por lo cual Sancho no pudo menos de batir palmas, hacer aclamación, reírse entre sí y abrazarse con lágrimas de alegría; en tanto que el director del placard, que era un mozo grandote, boquirrubio, apelmazado, carne de paloma y ojos de tango, pedía insistentemente silencio para pasar a la segunda noticia. Apretó entonces el botón de cambio y apareció la
   
Segunda Noticia. “Los italianos son unos pusilánimes”.
   
Volvieron todos los circumaspicientes a los mismos extremos de sentimiento de antes; menos Sancho, el cual estaba fijo, deletreando penosamente la nueva noticia con gran afán de descubrir el mecanismo que las hacía funcionar por adentro; y lo que no le dio tiempo el manejante que dio curso rápidamente a la
   
Tercera Noticia. “Los italianos son unos maulas y unos mandrias”.
   
Rióse Sancho al entender el letrero, esta vez en genuino dialecto de la Ínsula, y alzando una poderosa voz de Gobernador nato por encima de la algarabía de los festejantes, preguntó al letrero:
   
— ¿Y cómo sabe usted que son maulas?
   
— Porque su flota no sale a pelear con la nuestra.
   
— ¿Y por qué no sale?
   
— Porque si sale la venceríamos.
   
— ¿Cómo sabe que la vencerían?
   
— Porque la acabamos de vencer en el mar Jónico, así como la hemos vencido ya otras cuatro veces.
   
— ¿Y cómo la han vencido si no sale? Porque el que nunca sale nunca es vencido, como sabrá usté por experiencia o por ciencia, Señor Mandria de la Máquina Parlante —dijo Sancho con velocidad.
   
Calló el letrero. El Mozo Mandria se precipitó sobre la caja de dirección y bajando una palanquita originó adentro un enorme crujido de ruedas y engranajes, al mismo tiempo que decía con enfado:
   
— Usted está preguntando demasiado ligero, señor, y me va a romper la máquina, porque no le da tiempo de hacer la combinación.
   
— Aquí así preguntamos —dijo Sancho—, porque aquí somos preguntones desde los tiempos de Cervantes I, mi abuelo.
   
Acabó en este momento el laborioso crujido y apareció un elaborado letrero de este tenor o tiple:
   
“Los hemos vencido en África, y los hemos vencido en Tarento, y los hemos vencido en Albania y los hemos vencido en Etiopía, y encima les hemos echado paracaidistas en Nápoles, los cuales mataron a un pastor de ovejas. Y si no ha habido revolución todavía es porque nosotros no queremos; y en cuanto queramos, se levantarán todos los italianos y matarán al Dus de ellos para dar gusto al Dus de nosotros”.
   
Leyó dos veces el letrero Sancho y dijo después despacito:
   
— ¿Y cómo en tantas partes?
   
— Porque los infelices querían conquistar Suez, conquistar el Mediterráneo, conquistar colonias en África y defender su territorio y además el de Suiza, por donde nosotros los entramos noche a noche.
   
— ¿Y estaban preparados para tanto?
   
— No estaban preparados para tanto y se lanzaron lo mismo a todo eso.
   
— ¿Y cómo se llama en lengua castilla el que no está preparado y se lanza?
   
— Se llama temerario.
   
— ¿Es lo mismo cobarde que temerario?
   
— No es lo mismo. Es lo opuesto, y es lo contrario.
   
— ¿Y el primer letrero qué decía?
   
Crujió otra vez la Máquina espantosamente y el Mozo Mandria se lanzó al embrague, accionando otra vez las tres palancas sin obtener respuesta. Por lo cual se lanzó con furor contra Sancho y apelando al gran público, el cual se estaba arremolinando peligrosamente, le dijo:
   
— ¡Usted está perturbando el orden público! No hay derecho. Estas son informaciones controladas y suministradas por la mejor y más voluminosa prensa de la Ínsula, prensa seria, prensa que es un orgullo de la Ínsula, principalmente en todas las naciones extranjeras. Retírese, so borracho y desacatador del cuarto poder, si no quiere que lo haga retirar con la policía.
   
Sacó Sancho cachazudamente su carnet de policía secreto, que tenía para estos casos, y acto seguido interrogó al Mozo Mandria, ya todo sumiso y de oreja a oreja sonriente, en la forma siguiente:
   
— ¿Quién es usté?
   
— Yo soy el Pequeño Porteño.
   
— ¡Es el Pequeño Porteño! ¡Viva el Pequeño Porteño! —gritó toda la gente entusiasmada—. ¡Qué graciosos que son los porteños!
   
— ¿Edad?
   
— Joven avejentado.
   
— ¿Ocupación?
   
— Fabricante de chistes de café para suministro de todas las provincias. Eventualmente, autor de letras para  tango.
   
— ¿Títulos?
   
— Bachiller. Hijo de papá. Vago. Simpaticón. Sentimental. Año y medio y diez materias por dar en la Facultad de Derecho. Tío político…
   
— ¿De quién?
   
— Tengo un tío político, un tío que pertenece a la casta superior desta Ínsula, que son los políticos, señor, si es que usté entiende la castilla y sabe algo de historia patria. Él es mi orgullo, mi esperanza y mi herencia.
   
— ¿Y qué hereda?
   
— Heredo un puesto público que mi tío me da cuando sube y me quita la puerca oposición cuando lo bajan. Veinte años hace que estoy rodando por puestos públicos, esperando hacerme rico para acabar mi carrera.
   
— ¿Y qué puestos?
   
— Lo que se ofrezca, señor, todo es bueno. He sido desde Inspector de Avalúos en el Mercado de Aves hasta Ayudante Mayor de Fastidiar con Papeleos Inútiles a la Enseñanza Incorporada y Otras. Con tal de no estar abajo, yo a todo me avengo.
   
— ¿Y qué come cuando está abajo?
   
— Mi mujer, señor, me mantiene, que es maestra normal.
   
— ¿Y los hijos, quién cuida dellos?
   
— ¿Hijos, señor? Ni somos tan pavos ni somos tan ricos para gastar la plata en lujos y en hijos.
   
— Bien —dijo Sancho—. Me gusta la modestia y la parsimonia.
   
— ¿Se convenció, señor pesquisa, que no soy Ladrón de Guevara, sino más bien, como puede decir esta buena gente, el Tipo Representativo Medio del Muchacho Estatalmente Educado (o sea Estupendamente Educado) desta progresista Ínsula?
   
Entusiasmóse al oír esto toda la plebe circunstante y prorrumpió en los siguientes gritos:
   
— ¡Viva el Pequeño Porteño! ¡Viva el Porteño Medio! ¡Viva el Porteño Representativo y Federal!
   
Pero la reacción de Sancho fue muy diferente, porque arrebatándose bruscamente y cayendo sobre el Mozo Mandria con resolución insospechable a su plácida papada y risueña pancita, y agarrándolo por las solapas del saco lo sacudió brutalente imponiendo:
   
— ¡O usté contesta con su máquina a mi última pregunta, o se las ve conmigo mano a mano, porque creo que aquí debe haber una especie de trampa!
   
Palideció el Mozo Mandria al oír esto, e hizo bramar de un violento rodadón de la manija toda la máquina, la cual se puso furiosamente al trabajo, viéndose claro que estaba dando todo lo que podía a revientacaldera. Y Sancho se puso a preguntar precipitosamente, al mismo tiempo que sacaba de la cintura un gran facón del tiempo de Rosas:
   
— ¿En qué quedamos? ¿Los italianos son cobardes o son temerarios?
   
— Son las dos cosas. Oscilan continuamente entre los dos extremos.
   
— Y el que oscila, ¿no es más fácil que pase por el medio que el que no oscila nada?
   
— No, señor, ni por pienso. Los únicos que estamos en el medio somos nosotros.
   
— ¿En qué medio? ¿En el medio de la vía?
   
— En el medio de la valentía. “In medio consistit virtus”.
   

— No me venga a hablar aquí en guaraní o quichua —dijo Sancho—. ¿Y de qué clase de valentía?
   
— De la valentía que consiste en no dar puñaladas por la espalda.
   
— ¿Y recibir con paciencia puntapiés por la misma mano?
    

— ¡Alto! —hizo la Máquina en ese momento con el último vapor que le quedaba—. ¡Este hombre es un traidor! ¡Detengan a este hombre! ¡Es un neutralista, es un totalitario y es un nazi de la quinta columna! —Y dando un gran estallido, se descompuso.
   
— ¡Alto ustedes! —dijo Sancho enfrentando a la muchedumbre con el facón desenvainado, la cual retrocedió espantada—. ¡Sepan ahora que yo soy italiano, y no sólo italiano, sino calabrés, mejicano y napolitano, y ahora les voy a mostrar, al primero que se ponga, uno a uno, de a dos y de a tres, si quieren, por dónde usamos nosotros los puñaladas!
   
Dio un grito de desesperación el abriboca multicéfalo de la calle Florida al saber que tenía delante de sí a un calabrés con armas, que con el furor que mostraba y la arrogancia más que otra cosa parecía paraguayo o correntino, y se arrojó a huir en mil direcciones, atropellando a las mujeres y a los vendedores de columbas, que así era posible darle una puñalada en la espalda como volverse turco. Pero Sancho lo manoteó a tiempo y agarró al Mozo Mandria otra vez por la solapa, y dejando caer el cuchillo le dio tal bofetada en los rosados y rasurados mofletes que —con gran espanto suyo— se le cayó la cara y apareció detrás otra carita, pecosa, ganchuda y miope.
   
— ¡Hola, hola! —dijo el Gobernador—. ¿No dije yo que aquí había trampa?
   
Sacudióse y convulsionóse el cuitado para garrearse del puño de Sancho, y en esas tironeadas se le arrancó de golpe el impecable —como dicen los radiocharlistas— traje azulgris de casimir inglés, con la corbata de fantasía y los refucilantes zapatos crema y apareció de golpe ante los ojos asombrados de Sancho una muy diversa figura: patas abiertas, zapatones punta arriba, calzones caídos, cara de bobo con rulitos y dos puchos de bigote, nariz aguileña o lechucífera, pavita aplastada y un traje de arlequín multicolor o payaso de profesión, hecho todo con retazos falsos de banderas extranjeras. Parpadeó Sancho un rato como vizcachón al sol sin dar crédito a sus ojos, y al fin, reconociendo al disfrazado, que lo miraba con una sonrisita triste pidiendo lástima, lo agarró con más furor por el cogote y empezó a sacudirlo como un pelele:
   
— ¡Eras vos, entonces, payaso de nacimiento —decía con poco gobernil decoro—, eras vos, vagabundo reconocido, Juan sin Patria, mercachifle zalamero y sin lomo, hijo de la raza menos guerrera del Universo, que me estabas sembrando la Ínsula de chistes contra Italia, la tierra del amor y de la guerra, la tierra del vino, el canto, la gloria y el catolicismo, con esas manos lavadas que no solamente no son capaces de agarrar un acero por la hoja pero ni la mancera de un arado, ¡qué digo! ni el oro ya lo manejan por pesado, sino inmundos billetes y roñosos cheques todos llenos de endosos al 50 por ciento! ¡Eras vos, que en el fondo no tenés más pasión patriótica que el odio inextirpable a Roma, que representa sólo con existir la muerte de todas tus malas artes y todos tus embustes y trapacerías, que representa el refugio sacro del honor y de la sangre del hombre! ¡Ahora vas a ver por la espalda, como ven los cangrejos, qué es lo que te va a suministrar más abajo de la espalda un hombre de bien, que no anda por el mundo disfrazado! (…)
   

R.P. Leonardo Castellani, S.J.

28 comentarios:

Anónimo dijo...

Sr. Álvaro M. Varela:

Y, ¿por qué no trata de refutar todos los puntos que expuso el anónimo? No creo que lo haga, puesto que, tendría que refutar a Borrego, Bochaca e Irving, ¿no es así?

Y, ¿por qué no dejaron publicado el comentario del anónimo, para que cada forista saque sus conclusiones y además opine? Obviamente no lo hacen porque éste dice la verdad.

La persona que escribe el presente comentario sí es descendiente DIRECTO de italianos y, mi padre fue carabiniero y también soldado en el frente de Croacia. Formaba parte de un grupo especial que tenía que capturar al guerrillero israelita "Tito" (Weiss). Él SIEMPRE me contaba que el mejor soldado y más caballero fue el alemán.

Mi intención no es herir a la página Cabildo -que siempre leo-, sinó que nunca se falte a la verdad histórica.

beli dijo...

Y el comentario original, cual es? porque solo hay dos en el artículo y ninguno menosprecia a los Italianos...
Belisario Ortiz

Anónimo dijo...

al que hablo mal de los italianos, en algun momento vas a sentir el fascio romano en tu garganta. daniel jorge. ave dux. roma es eterna.

beli dijo...

Queridos lectores: con los artículos publicados, no se está queriendo defenestrar a nadie, solo reivindicar la bravura del Italiano. No se trata de decir que fueron mejores ellos o aquellos. Solo están tratando (a mi entender) de defender a un pueblo que tuvo los testículos de integrar el Eje; que se enfrentó, junto a Alemania y Japón, a la mayor coalición de la historia de la humanidad. Porque si hablamos de pusilánimes, tendríamos que hablar de los Gobernantes Argentinos, que se unieron a los vencedores casi a término de la contienda...
Un saludo a todos, y sobre el tema recomiendo leer el libro "Derrota Mundial" de Salvador Dorrego.
Belisario Ortiz González Warcalde y Rommel

Anónimo dijo...

¡¡¡Libertad de expresión, libertad para Pedro Varela!!!

http://libertadpedrovarela.over-blog.com/

Anónimo dijo...

daniel jorge,

Todavía no te has dado cuenta de la traición italiana hacia los alemanes. Fueron los alemanes de Hitler, los únicos que pelearon a sangre y fuego y SIMULTÁNEAMENTE CONTRA el Marxismo israelita y ateo, la Masonería invisible, el Liberalismo o Capitalismo salvaje, el Sionismo y el Sionismo Cristiano y, CONTRA el enemigo más poderoso: La Infiltración Mundial.

Y si tienes dudas, deberías leer la fábula de Agustín Eck:

http://elblogdecabildo.blogspot.com/2009/04/historias-para-no-dormir.html

Nota: Los que sí pelearon valientemente fueron los soldados españoles de la diminuta División Azul en la URSS. El mismísimo Hitler dijo: "Si en el frente os encontráis a un soldado mal afeitado, sucio, con las botas rotas y el uniforme desabrochado, cuadraos ante él, es un héroe, es un español."

Anónimo dijo...

beli,

Tu dices: "pueblo que tuvo los testículos", y después agregás que hay que leer "Derrota Mundial" de Salvador Borrego. Pues bien, fíjate que has incurrido en una contradicción, puesto que el monumental libro de Borrego dice todo lo contrario sobre los italianos. Además -siguiendo con el tema-, deberías leer:

1) Los Crímenes de los "Buenos" de Joaquín Bochaca.

2) La Guerra de Hitler de David Irving.

3) Infiltración Mundial de Salvador Borrego.

4) La Historia de los Vencidos de Joaquín Bochaca.

5) Alemania pudo vencer de Salvador Borrego.

6) El Enigma capitalista de Joaquín Bochaca.

7) ¿Quién era Goebbels? de Wifred von Oven.

8) Eurofascismo de Erik Norling.

Anónimo dijo...

no soy nazi. anonimo italia y roma esta por encima de la segunda guerra mundial. roma es eterna ave dux daniel jorge

Anónimo dijo...

p.d. me olvide. el ejercito romano la roma imperial y tambien republicana siempre considerò a uds, los alemanes como bàrbaros. casualidad. la roma pagana y la crisitiana tambien. siempre los combatimos. asique bueno viste son barbaros de verdad. y perdieron la 2º guerra mundial por un tema metafìsico religioso. se dice que aparecieron arcangeles y san miguel en el frente y de antemano les comunicò que no podian ganar. el ave dux es el saludo romano cesar. y mussolini hiso lo que pudo. osea si no puedes con tu enemigo unete a el. anonimo sos barbaro de verdad te saluda un romano. daniel jorge

beli dijo...

Gracias Sr. Anónimo por la bibliografía recomendada. No existe tal contradicción. Leí el libro de Salvador Dorrego, y en ningún lado dice que los Italianos eran unos pusilánimes, solo dice que los soldados Alemanes eran "superiores" a los Italianos.... En mi opinión, realmente existe, para determinadas tareas la Raza Superior, y los alemanes son superiores a muchas razas para algunas cosas como lo son inferiores para otras.... (v.gr.: atrapar una gacela Thompson al trote por cansancio)
Es decir, que para mí, los alemanes fueron inigualables en cuestión de organización, táctica, instrumentos, tecnología, pero no en viveza y traición como lo es la raza Hebrea... CAPISCE?!
De nuevo, gracias por el dato de los libros..! Hay tanto para leer que a uno no le alcanza media vida para hacerlo.

Anónimo dijo...

Estimado Director:

Algunos comentarios que se hicieron respecto del artículo de Carlos García son acertados, otros son fruto de la ignorancia, porque nunca han tenido, por no conocer el idioma italiano, publicaciones que defiendan la Verdad Histórica en Italia, como yo lo hice y sigo haciendo, pues esas publicaciones siguen enviándome ejemplares a pesar de que no puedo suscribirme por razones económicas.No sólo el Príncipe Borghese y la Xma MAS, son dignos de elogios, también la Condesa Piera Gatteschi-Fondelli, noble toscana , comandante del Servizio Ausiliario Femminile, los aviadores de la ANR(Aeronautica Nazionale Repubblicana de la RSI), y todas las unidades que se batieron con honor hasta el último hombre.Recomiendo sitio:www.istitutostoricorsi.org, o www.italia-rsi.org, portal con montones de enlaces e info histórica de primera mano.Precisamente para que NO se falte a la Verdad.

Anónimo dijo...

anonimo. no soy nacional socilista. no te das cuenta que cunado Dios quiere un triunfo lo da. Solo Cristo Vence. daniel jorge

Anónimo dijo...

daniel jorge,

Y después tu dices: "y perdieron la 2º guerra mundial por un tema metafìsico religioso."

Respuesta: Perdieron la guerra porque Alemania luchó sola y simultáneamente contra el Marxismo ateo, el Sionismo y el Sionismo cristiano, la Masonería invisible y la Infiltración mundial. Dichos Poderes Fácticos, reunieron a la coalición mundial de países más grande de la historia. ¿Te quedó claro?

Anónimo dijo...

no. perdieron la guerra porque Dios y Jesus no les quizo dar el triunfo...te queda oscuro. ademas si ganaban la guerra, la religiòn de europa hubiese sido el culto al Dios Odin, y la libertad religiosa sòlo la protestante de lutero y calvino con nacionales alemnes. Dios diò muchas victorias el sabe a quienes dàrsela. no pareces catòlico. no tenes visiòn divina de la historia y el universo, nunca nos vamos a entender. fin daniel jorge

Anónimo dijo...

si roma es eterma, toscana es inmortal. mapoli la bella scicilia tempestad.

milan tu nobleza, de genova a la hispanidad, por do quiera que tu vayas, la cristiandad siempre estarà.

venecia sin ti, cantan los enamorados.
y a berlìn quien? es que sofia nunca suya serà, y claudia, claudia
del este al oeste al norte y sur va.

asi es que me despedo, cada vez me gusta mas, ir a la reina de saboya, del exilio rescatar.

nueva york me espera, con toda su inmensidad, ya junto a su corona, fidelidad le he de jurar.

daniel jorge

Anónimo dijo...

si ganaba el eje la religiòn de europa serìa el culto al dios odin y como unica alternativa la protestante en honor a su connacional lutero y calvino. te queda oscuro. dios no quizo la victoria del eje. por eso perdieron y van a perder siempre. ademas hacete cargo del error tàctico, que no es casual, de estar a 500 km. de moscu y hacer una gambeta de mas y pasar por otra ciudad antes, que no recuerdo el nombre. a partir de ahì vino la contra y golearon. el vikingo

Isidro Irazusta dijo...

Daniel Jorge y "EL Vikingo",

Cuanta ignorancia tienen. Deberían leer la fábula de Agustín Eck:

http://elblogdecabildo.blogspot.com/2009/04/historias-para-no-dormir.html

Hitler y Mussolini, concientemente o no, fueron defensores del cristianismo y, la derrota de éstos, fue la derrota de TODA la Cristiandad. (También lo dijo Borrego)

Además, deberían leer:

1) "HITLER Y LA IGLESIA" de J. Aguilar y J. M. Asensi.

2) "EL RÉGIMEN NACIONALSOCIALISTA Y LA IGLESIA CATÓLICA" de Federico Rivanera Carlés.

3) "EL ENIGMA CAPITALISTA" de Joaquín Bochaca.

4) "ALEMANIA PUDO VENCER" de Salvador Borrego.

Anónimo dijo...

¿Cuál es la misión del judaísmo?

La opresión material y espiritual de la humanidad, a fin de alcanzar el reino mesiánico, vale decir, el gobierno planetario de Israel que tiranizará a todos los gentiles, particularmente a los cristianos y aniquilará a la Fe de Cristo. Para ello se vale del capitalismo, la democracia y el comunismo marxista, así como de las más diversas doctrinas subversivas, v. g., el psicoanálisis, y del fomento de la degeneración moral y de las más aberrantes perversiones contranaturales, etc..

Isidro Irazusta dijo...

DUNKERQUE, RONCALLI, VON PAPEN Y HITLER

Existe un informe de Roncalli, durante su misión en Turquía, que ha motivado disímiles interpretaciones, pero que sólo puede entenderse como expresión de su duplicidad y oportunismo. Se trata del que elevó el 13-VIII-1940 al Secretario de Estado, cardenal Maglione, tras la entrevista mantenida en la víspera con Franz von Papen, embajador alemán en Ankara. El documento fue remitido a su amigo Montini, Sustituto de dicha Secretaría, y –según Zizola- causó desagrado en el Vaticano, donde predominaba la idea de que el delegado Roncalli se había dejado complicar en el caso, por falta del necesario sentido crítico. “Von Papen –dice el futuro Juan XXIII- ha hablado largamente hace pocos días con Hitler, y con grata sorpresa por su parte lo encontró mucho más calmado y reflexivo después de su victoria de cómo aparecía antes. Repetía aún que no tuvo nunca la intención de aniquilar a Inglaterra, sino de hacerla más razonable respecto a Alemania, y dispuesta a revisar un poco sus posiciones, hoy incompatible con el desarrollo moderno de la vida internacional. También ahora le duele profundamente tener que decidirse al ataque definitivo: pero dentro de poco seguramente habrá que llegar a este ataque; y él se considerará feliz si, después de los primeros golpes, Inglaterra se decidiese a negociar un acuerdo que la preserve de una gigantesca ruina” (1). En el documento, observa Zizola, “Roncalli comunica el interés de Alemania por que Italia sustituya la influencia francesa en todo el Próximo Oriente: lo cual ayudaría a la vida y a la expansión del catolicismo en Oriente”.

(1) He reproducido este párrafo porque revela la veracidad del informe de Roncalli. Tal era la posición exacta del Führer respecto a Inglaterra, basada en la naturaleza ario-germánica de ésta, error gravísimo por falta de conocimiento del problema marrano y del carácter judaico del protestantismo que la convirtieron en una nación judaizada. Este equívoco es entendible en un alemán –cuyo país está escindido por la Reforma-, aunque fuera católico y genial como Hitler. Por eso en Dunkerque no aniquiló al ejército inglés y –contra la opinión de su Estado Mayor- le permitió la fatal retirada, una de las causas principales de la derrota del Eje.

Federico Rivanera Carlés en "LA JUDAIZACIÓN DEL CRISTIANISMO Y LA RUINA DE LA CIVILIZACIÓN", Tomo II, pág. 382, 1ª edición: Junio de 2008, editorial: Instituto de Historia S. S. Paulo IV.

Isidro Irazusta dijo...

EXTRAÑO RITUAL EL DE DRESDE

El bombardeo de Dresde es un caso extraño, sin explicación militar. Ocurrió cuando ya los aliados habían ganado la guerra; dos y medio meses antes de que se firmara la rendición incondicional. Y más aún porque Dresde carecía totalmente de objetivos militares.

El caso se vuelve más inexplicable porque Dresde tenía 666.000 habitantes y luego se vio congestionada por millares de mujeres y niños que venían huyendo de las salvajadas del ejército soviético que invadía el oriente de Alemania.

En esas circunstancias fue bombardeada el 13 de febrero de 1945. Hubo 3.250 vuelos de tetramotores aliados, en los que participaron 33.000 tripulantes y mecánicos. Las escuadrillas volaron 5.500 kilómetros y se gastaron decenas de millones de dólares para arrojar 5.000 bombas explosivas y 400.000 incendiarias.

Mujeres, con sus niños, eran convertidas en teas humanas, algunas se arrojaban al río Elba, pero aún así seguían ardiendo porque el agua no extingue el fuego del fósforo líquido.

Según cálculos bajos, pereció un cuarto de millón de mujeres y niños. Según cálculos altos, como el de David Irving, fue medio millón, mucho más que las dos bombas atómicas que mataron a 155.000 japoneses.

¿Acaso fue un bombardeo ritual, sacado del Antiguo Testamento? Según Éxodo 29, los judíos dicen que Yahavé les pedía quemar carne de animales porque le era muy grato el olor de carne quemada. En Dresde el olor de carne quemada subía a miles de metros de altura.

Una de las fases de la personalidad de Winston Churchill-Jacobson fue que en la conducción de la guerra en tierra dejó completamente independientes a los mariscales Auchinleck y Montgomery, y al general Desmond Young. En cambio, de la lucha en el aire hizo una guerra propia, conducida con especial empeño para causar el mayor número de muertos entre la población civil alemana.

En cuanto la zona residencial de una ciudad alemana era devastada, ya tenía señalado lograr “victoria” igual en otra ciudad, grande, mediana o chica.

El historiador inglés F.J.P. Veale considera que Churchill-Jacobson pasó de la guerra civilizada a la barbarie. En la Cámara de los Comunes Churchill-Jacobson anunció, el 21 de septiembre de 1943, que “para acabar con el nazismo no habrá extremos de violencia a los cuales no recurramos”. (Fuente: ‘Alemania pudo vencer’ de Salvador Borrego)

Isidro Irazusta dijo...

"El VIKINGO",

Tu dices: "si ganaba el eje la religiòn de europa serìa el culto al dios odin y como unica alternativa la protestante en honor a su connacional lutero y calvino."

Mi respuesta:

Si Hitler de catolico no tenia nada como tú dices, ¿porqué designó o respaldó a los siguientes líderes?

A saber:

1) “Régimen de Vichy” liderado por el CATÓLICO Philippe Pétain.

2) “República Eslovaca Independiente” liderada por el CATÓLICO monseñor Jozef Tiso.

3) “Estado Independiente de Croacia” liderado por el CATÓLICO Ante Pavelić.

4) “Noruega” liderada por el CRISTIANO Vidkun Quisling.

5) “República Social Italiana” liderada por el CATÓLICO Benito Mussolini.

6) “Rumania” liderada por el CRISTIANO Ion Antonescu.

¿Cuál fue el destino de éstos personajes trás el triunfo del Sionismo, el Marxismo ateo y la Masonería en la II GM?

Isidro Irazusta dijo...

"El Vikingo",

Y, ¿no dices nada del "Reichskonkordat" -El Concordato Imperial-, entre el III Reich y el Vaticano?

http://es.metapedia.org/wiki/Concordato_imperial

Y sobre el supuesto ateísmo y/o paganismo de Hitler, puedes leer:

http://es.metapedia.org/wiki/Hitler_y_la_religi%C3%B3n

Isidro Irazusta dijo...

"El Vikingo",

Comparad la ideología Nacionalsocialista con la doctrina católica, con la doctrina social de la Iglesia, desde León XIII hasta Pío XII. La afinidad es total; se superponen como un calco. Reivindicación del sistema corporativo, condena de la usura, justicia social sin luchas de clases, derecho de propiedad, subordinación al Bien Común, y oposición al feminismo abortista, enaltecimiento de la maternidad, de la autoridad paterna, y de la familia. Y además, la única oposición eficaz al marxismo y al liberalismo. Un calco con las encíclicas sociales de los últimos Papas. Bueno, me corrijo; últimos, no. Penúltimos, hasta Pío XII, hasta que el nacionalismo perdió la guerra. El Nacionalsocialismo fue la defensa de todos los valores de la Tradición europea y cristiana, pero actualizados y aplicables, y los hicieron vigentes. De ahí el entusiasmo que suscitaron…

No hay duda: el nacionalismo fue la última defensa del Orden Cristiano. Perdieron: su derrota fue la derrota de la Cristiandad.

¿Y las persecuciones de los nazis contra la Iglesia?


Respuesta: No se puede hablar seriamente de persecución a la Iglesia en la Alemania de Hitler, en los tiempos en que, en la URSS, se asesinaba a mansalva y se mandaba al Gulag a obispos y sacerdotes, y en España se despachaban la orgía de sangre que sabemos, y se arrasaban catedrales y se violaba a monjas de clausura; todo lo cual bajo la mirada benévola de las Democracias.

Entre el régimen Nazi y la Iglesia no hubo persecución; hubo conflictos que es cosa muy diferente.
En muchos casos cuestión de competencia. Operaban en el mismo mercado, los nazis y la Iglesia. El odio de Pío XII contra Hitler y Mussolini, que dio origen a las encíclicas Non abbiamo bisogno y a la Mit Brennender Sorge fue porque muchos jóvenes les suscitaba mayor entusiasmo participar en los movimientos de lucha nacionalista que oír sermones en la Acción Católica. ¿Y por qué sería esto, me pregunto yo, si no fuera porque había una afinidad ideológica entre los dos, entre el régimen y la Iglesia?

Además, hay que saber que la llamada infiltración actual en la Iglesia ya se estaba incubando desde años atrás, en el Modernismo. Fue detenido, bien que mal, por los Papas Pío IX y San Pío X. Luego bastó con que Alemania perdiera la guerra para que volviera a levantar cabeza. Porque se hizo fuerte en el complejo antinazi que empezó a imponerse en la Iglesia, a instancias de la derrota alemana. Empezó con el bautismo de la democracia: la democracia cristiana de Maritain y otros fanáticos antinazis. Con el Vaticano II de Juan XXIII, gran antinazi también, ejecutor de la limpieza del episcopado francés después de la Liberación, el absceso modernista reventó, y nos regaló a la Iglesia dividida de hoy. Decididamente, el complejo antinazi, o antifascista, ha sido mal consejero para los clérigos.

Isidro Irazusta dijo...

"El Vikingo",

Los modernistas en la Iglesia han sido entusiastas partidarios de las consignas del antinazismo, del democratismo, del marxismo, del igualitarismo, de la libertad religiosa (que iguala a todas las religiones), del relativismo y de todo eso que habían condenado los Papas anteriores.

El Nacionalsocialismo, o el nacionalismo en general, si no se hubieran visto desvirtuados por la derrota del primero, naturalmente estaba destinado a la defensa política del cristianismo y de la Iglesia. Habría sido la espada temporal, en su versión moderna, que defendiera a la Iglesia de sus enemigos exteriores e interiores. Ahora estamos bajo la influencia de la terminología ideada por el enemigo. Su enemigo público número uno era el cristiano, y ahora es el nazi.

Las naciones aliadas fueron la fachada. Todas ellas perdieron la guerra. Cuando la URSS dejó de cumplir su misión subversiva mundial se disolvió como un terrón de azúcar en el café. ¿Estados Unidos una gran potencia? Sí, pero sólo mientras se mantenga incondicional a los intereses del Estado de Israel. Si alguien ganó en 1945, esos fueron los judíos. Los grandes centros financieros, las agencias informativas, la gran prensa y el establishment cultural es de ellos.

Isidro Irazusta dijo...

"El Vikingo",

De ninguna manera pretendemos “canonizar” a Hitler, pero tampoco es verdad que persiguió a los católicos por ser católicos. Consta en innumerables testimonios de decenas de autores. Y también consta la gran infiltración que sufrió el nazismo por parte de criptohebreos, algunos de ellos los más furibundos “germanistas” como Alfred Rosenberg.

Lo que sí consta son sus ataques a los hebreos y sus tentáculos, así como el odio de la Sinagoga de Satanás contra todo lo que se parezca a la Alemania Nazi.

Ahí están obras como Derrota Mundial de Salvador Borrego. Claro que la Gran Prensa dirá otra cosa.

Por eso Pío XII siempre se abstuvo de apoyar a los “Aliados”, aunque no le simpatizaran los nazis.

Por cierto; si Benedicta Stein, Max “El Partisano” Kolbe y Lolé (Juan Pablo II) Wojtyla Katz se ocultaron en conventos y seminarios, fue evidentemente para ocultarse por ser espías hebreos, no por ser católicos.

Por cierto, todos los Waffen SS en la hebilla del cinturón portaban la frase “Dios con nosotros” y contra la tesis racista, resulta que la principal columna de los SS eran los más bajitos de estatura y menor fuerza física, pero más valerosos que los demás.

En la edad media, igualmente la Cristiandad elegía a los mejores para ser caballeros y sacerdotes, no por favoritismos, su misión lo requería; la frase entre las familias nobles era “para el Señor lo mejor”.

Claro que eso no lo leerás en El País, New York Times, 30 Giorni o Clarín.

Y para precisar la perversidad de la actual Demoniocracia, debemos entender que la masificación de la Iglesia y del Ejército se inició con el fin de poder destruir ambas con la menor resistencia posible, por eso se comenzó a ver el encumbramiento de mediocres y afeminados en ambas instituciones.

Ese falso odio al “racismo” y al “elitismo” de los hebreos, lo único que oculta es el gran temor que tienen al resurgimiento de la Cristiandad.

Isidro Irazusta dijo...

El MÁXIMO enemigo de Hitler fue la NOVEDOSA Infiltración Mundial dentro del III Reich y Europa, principalmente por los cripto-judíos; el marrano que más daño causó fue el almirante "Wilhelm Canaris" (Moses Meyerbeer), Jefe máximo del Abwehr.

¿Cómo Hitler iba ganar la guerra, teniendo a cientos y cientos de infiltrados cripto-judíos, masones, marxistas y algunos clérigos dentro de la Wehrmacht (Fuerzas Armadas) y de los servicios de espionaje y contraespionaje?

Respuesta: ¡IMPOSIBLE GANAR ASÍ!

Es IMPRESCINDIBLE leer:

"INFILTRACIÓN MUNDIAL" de Salvador Borrego:


http://es.metapedia.org/wiki/Infiltraci%C3%B3n_mundial

Isidro Irazusta dijo...

“Considero que todos los judíos de la diáspora, y en consecuencia los de Francia, deben, por todas partes donde puedan, aportar su apoyo a Israel. Por otra parte esa es la razón por la cual es importante que los judíos accedan a responsabilidades políticas. En resumen, en mis funciones y en mi vida diaria, a través del conjunto de mis acciones, intento aportar mi grano de arena a la construcción de Israel” (Dominique Strauss-Kahn)

Fuente:


http://www.rebelion.org/noticia.php?id=57360

Isidro Irazusta dijo...

“Había leído en la historia que el soldado español era el mejor del mundo, y ahora, viéndolos en el frente ruso, lo he comprobado.

La división española lucha en primera línea sin interrupción, en uno de los sectores más dificiles y de decisiva importancia para los combates defensivos. De este modo la División Azul ha hecho el más alto honor a su Patria en la gran lucha anticomunista.

Cuando la División Azul regrese a España tendremos que expresar, tanto a ella, como a su bravo general, el reconocimiento debido a una lealtad y a una valentía llevadas hasta la muerte.” (Adolf Hitler)

Aquí está el pergamino ORIGINAL -con la frase de Hitler- publicado por la División Azul:


http://es.metapedia.org/wiki/Archivo:Cuadrodivisionazul.jpg