miércoles, 18 de septiembre de 2013

Visto en la web

CARTA DE UNA MADRE DESESPERADA
 
Soy Gabriela Constanza Ferrazzano. Madre de tres hijos. Me encuentro absolutamente desamparada por las leyes y la Justicia. Mi hija mayor ha sido chupada por la secta CHA, a la que han convencido, pese a opiniones profesionales en contrario, de que debe operarse para cambiar de sexo. Una carnicería. Ablación de senos, útero e injerto de un pene artificial. Una locura total. Nadie me ayuda. Los abogados le tienen terror al poder político de la CHA. Ni hablar de jueces o fiscales. Todos imitan a Poncio Pilatos: se lavan las manos, aduciendo que mi primogénita es mayor de edad. Apenas 22 años y en posible crisis psicótica. Los médicos también se hacen los distraídos. Todos con miedo. Ruego que me ayuden para frenar esta locura. Estoy sola y desamparada contra un inmenso aparato de propaganda y con poder político inmenso derivado de la propia Presidenta de la Nación. Sintéticamente ésta es mi historia. Triste, pero real.

Mi hija María Celeste Puerta Ferrazzano sufrió mucho con la muerte temprana de su padre. A la edad de 17 años comenzó a frecuentar los grupos de Animé, Dark. Lo que la llevó a ponerse en contacto con gente de pensamientos distintos de los standards normales. Parecía un juego de roles de adolescentes, pero finalmente la experiencia la llevó a algunos cambios en su personalidad. Para ese entonces conoció a Morena Lopez Moral (que se hacía llamar Miharu) de apenas 16 años, pero con una personalidad muy manipuladora y con ciertos problemas de identidad sexual.

La madre de “Miharu” se llama Claudia del Cabo, que muestra similares características psicológicas. Mi hija al conseguir trabajo en el Senado de la Nación, hace dos años, decide mudarse a vivir sola en un departamento de Caseros, Provincia de Buenos Aires, mismo barrio donde vive la familia Lopez Moral. La excusa fue que se iba a inscribir en la Escuela de Música de la zona. Inopinadamente, “Miharu” se mudó al mes a su departamento y comenzaron a convivir.

En marzo de 2012, cuando María Celeste cumplió 21 años, la mamá de “Miharu” la llevó a su hija y a la mía a una consulta profesional con la Lic. Alejandra Paván, jefa del área de salud de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA). Esta profesional comenzó a atenderlas juntas (siendo terapeuta de la mamá de “Miharu”). En forma privada, la Lic. Paván comenzó a tratar a ambas chicas en su consultorio de Bolivar 226 (CABA).

En mayo de 2012, mi hija se presenta en mi casa solicitándome la partida de nacimiento, puesto que deseaba mutar su nombre original (María Celeste) por Dante Ariel. Intenté convencerla de que tamaña decisión era demasiado rápida, pero sin éxito. Increíblemente, sin informe profesional alguno, en el Registro Civil, en un trámite de 10 minutos, le cambiaron el nombre y su partida de nacimiento. Con esta documentación, María Celeste hizo cambiar toda su historia personal. Desde los certificados de estudios hasta su nombre laboral, tarjetas de crédito, etc.

Frente a esta situación, tomo contacto con la Lic. Paván, quien me recibe en su consultorio e intenta convencerme que mi hija es un transexual. Sus explicaciones fueron profesionalmente muy débiles. Sin mayores estudios y con escasas entrevistas, la Lic. Paván llegó a la conclusión que María Celeste era un hombre en un cuerpo de mujer, dado que le molestaban sus pechos y el color de su piel.

La Lic. Paván puso a disposición de mi hija todo el aparato legal de la CHA, para que en el caso que su Obra Social (DAS), rechazara financiar la cirugía de cambio de sexo, se iba accionar judicialmente contra la cobertura de salud del Congreso de la Nación. Indudablemente, María Celeste estaba siendo manipulada por la secta CHA y todo su aparato de propaganda y presión política. Cabe destacar que hablando con la gente allegada a la Obra Social, todos mis interlocutores admitieron tener pánico frente al accionar mediático y político de la secta CHA. Está claro que el actual gobierno apoya a esta secta por razones netamente electorales.

La Lic. Paván puso en contacto a mi hija con el Dr. Adrián Helien, Director del Programa de asistencia al transexual del Hospital Durand, a efectos de iniciar un tratamiento hormonal y fijar fecha de las cirugías de cambio de sexo.

Ante esto, me puse en contacto con el Dr. Helien que me recibió en su consultorio privado en la calle Pichincha 1141 Piso 4 Dto C (CABA). El Dr. Helien me afirmó que (extrañamente) no era necesario hacer tests sobre la presunta transexualidad, dado que bastaba un análisis del discurso de la paciente. Sin embargo, Helien le sugirió a mi hija que iba demasiado rápido en el proceso de cambio de sexo y que debía hacer terapia al menos por tres años más. Infortunadamente, mi hija rechaza automáticamente a cualquier profesional que ponga en duda su decisión tan apresurada. Asimismo, Helien, me afirmó que desconoce todos los manejos que está haciendo la secta CHA.

Mientras tanto, consulté al Prof. Dr. Enrique Kuper, uno de los profesionales con más experiencia y conocimiento de la Argentina en esta temática. El médico le solicitó a la Lic. Paván que por favor le enviara un informe sobre lo actuado con mi hija, pero la Lic. Paván se negó, aduciendo que nadie podía dudar de su capacidad profesional. Le rogué a mi hija que consultara a este eminente psiquiatra, pero se negó, sospechando que esa opinión profesional iba a ir en contra de sus deseos.

Dado que Helien se niega a darle curso urgente al permiso de cirugía, la secta CHA contactó a mi hija con el urólogo Cesar Fidalgo del Hospital Gutiérrez de La Plata. Fidalgo me atendió amablemente por teléfono y adujo que legalmente estaba obligado a realizar la cirugía, aún en el caso de no tener el aval de una junta de psiquiatras.
El Dr. Helien también me afirmó que mi hija había abandonado el programa de atención al transexual del Hospital Durand sin su conocimiento. Subrayó que no sabía que la CHA había actuado solitariamente para conseguirle a mi hija una cirugía con el Dr. Fidalgo, pese a una opinión psiquiátrica en contrario.

 

En conclusión, 

Mi hija tiene un trastorno de personalidad producto de la muerte de su padre y en su estado de debilidad, está siendo manipulada por la secta CHA, liderada por la Lic. Paván, que tampoco admite interconsultas con otros profesionales, lo cual demuestra un desprecio absoluto por la salud mental de María Celeste.

Me temo que la secta CHA está usando a mi hija como leading case para presionar a todas las obras sociales para que financien las cirugías de cambio de sexo, aún ante opiniones en contrario de diversos profesionales.
La CHA hoy es una secta que no admite ópticas distintas y usa el poder otorgado por las autoridades políticas de turno para llevar adelante su accionar político.

  

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuando yo era joven estos pervertidos eran llamados "putos".Era mas clara la cuestión y fue el gobierno del batracio lagunero de Chascomus el que les dio el impulso inicial que luego prosiguió con los peronachos,etc. Es decir, con la democracia se pervierte, con la democracia se degrada, con la democracia se se confunde.No olvidemos que el Papa les dio una palmadita en el hombro cuando se preguntó quien era el para juzgarlos. O yo soy idiota o justamente era el Papa para juzgarlos.
PACO LALANDA

Anónimo dijo...

Si el Papa "adaptado a estos tiempos" sostiene que "no es quien para condenar", que podemos esperar de los luciferinos gobernantes y de la Asociación de Manfloros Argentinos.

Todo está invertido... ¿Hacen falta más señales para advertir que estamos en tiempos pre-parusíacos?



Agustín de La Plata.

Anónimo dijo...

¡Realmente grave! ¡En cualquier pais serio esa CHA perderia su personaeria juridica y seria investigada!

¡¡En cambio aca, van a decir que "es una decision de la persona" el elegir su "genero" y cosas semejantes y no es de extrañar que el gobierno designe a la "CHA" como entidad ejemplar!!

Alan Christian dijo...

Hay un detalle interesante: el Hospital Durand tiene un servicio para los transexuales. Ergo, Macri también está metido con la sodomía. El problema acá son los viejos burgueses de derecha que solamente piensan en su bolsillo y no en las cuestiones morales de nuestro tiempo. Todos los políticos responden al Anticristo y a la Masonería. Saludos a toda la gente de la página.

Anónimo dijo...

Tiene razon el Sr. Lalanda, con su estilo directo y sin eufemismos. ¿O Bergoglio se olvida de quien es?: nada menos que el heredero de San Pedro, designado por Nuestro Señor.

SI debe juzgarlos y exhortarlos a dejar el vicio nefando.

Pehuen Cura.

Anónimo dijo...

Adhiero a los comentarios, ya estamos perdiendo a la iglesia agregando aún la pedofilia en su seno, Dios nos ayude porque esto si es el fin de los tiempos la degradación humana aplaudida como si fuera un triunfo como dijo Alan el anticristo ya está con nosotros, saludos
Christian Stehl

Oscar Herrera - RedesSociales dijo...

Es sorprendente esta historia, lo que más me sorprende es el poder tan grande que tiene una secta sobre una persona.

Anónimo dijo...

Estuve leyendo un diario que hace mucho que no leía, y quedé perplejo. SE casaron en un penal un travesti con su pareja. Lo más indignante que el travesti esta cumpliendo una pena de 22 años por matar a su madre y hermano porque ellos no concebían que fuera homosexual, y su pareja un violador múltiple. El diario publicó una nota con bombos y platillos haciendo gala como si se hubieran casado algún personaje conocido ó el triunfo del amor ó no se que porquería además las prerrogativas que tienen dos delincuentes a donde fuimos a parar es un verdedero ASCo con todas la letras.
Saludos
Amanda Cáceres Molina

Anónimo dijo...

Sra Amanda usted leyó esto en el mismo diario que en TV hicieron una nota en la puerta de la embajada de Francia, con engendros inmorales (no más de 10 de ellos), que estaban haciendo una manifestación para que en ese país se aprobara el matrimonio igualitario. También fue un asco porque terminó la nota y estaban dando muestras de sus prácticas asquerosas. Eso sí manifestemos para que la podridumbre se esparza por el mundo pero luchar por los intereses de nuestro país, NO QUE VA!!!!
UN SALUDO
Estela Morel