lunes, 6 de marzo de 2017

Gacetilla de prensa



Próxima visita a la Argentina
del gran humanista católico norteamericano Dr. E. Michael Jones

Entre el 26 y el 31 de marzo próximo visitará la Argentina el Dr. E. Michael Jones (69), de South Bend, Indiana, Estados Unidos. Como bien se lo ha caracterizado en una reseña publicada recientemente en el blog Info Católica/ Que No Te La Cuenten sobre su última gran obra Barren Metal: A History of Capitalism as a Conflict Between Labor and Usury. ( Metal Estéril: Historia del Capitalismo como Conflicto entre el Trabajo y la Usura (http://infocatolica.com/blog/notelacuenten.php/1611121052-la-usura-como-pecado-contra-n-2), se trata de un extraordinario polímata, un erudito, un historiador de una vastísima cultura al estilo de los grandes humanistas de Renancimiento, cuyo singularísimo, riguroso y prolífico método de trabajo intelectual le permite abordar e iluminar temas complejos de la cultura de nuestro tiempo sobre los cuales la ideología dominante de lo políticamente correcto opta y aún impone no hablar.

Autor de más de veinte obras, el Dr Jones dirige, además, la importante editorial Fidelity Press y la potente revista digital mensualCulture Wars, un foro del más alto y desafiante nivel con lectores en el mundo entero. Recientemente ha disertado en Londres, Berlín, la India, Suiza, Polonia, Méjico, Washington DC y otras ciudades dentro de los EE.UU.  

En su momento tuvo importantes conversaciones en alemán con el Cardenal Joseph Ratzinger.

El Dr Jones es padre de seis hijos y tiene 18 nietos.

El viaje del Dr. Jones a la Argentina –con el auspicio de un grupo de amigos argentinos interesados en su obra-- se inscribe en el marco de un tema general que preocupa al ilustre visitante: la guerra cultural que sin solución de continuidad se ha librado contra la Iglesia Católica en los últimos 70 años y la necesidad de restaurar su perdida unidad.

En su programa de disertaciones en castellano en varias ciudades del país abordará los siguientes temas:
La Última Revolución: el Neoconservadorismo y su teoría de la Destrucción Creativa; Historia del Capitalismo como Conflicto entre el Trabajo y la Usura; Liberación Sexual y Control Político; la Herejía Americanista y la Guerra Doctrinaria de la CIA que Cambió a la Iglesia Católica. Tolkien y el Capitalismo. Pasado y Presente Hispano- Católico de los Estados Unidos.

Contacto para más información:

11 comentarios:

Anónimo dijo...

El humanismo es un error, si sos humanista no sos católico.

Anónimo dijo...

Inglaterra tuvo siempre una gran participación en las revoluciones del conti-nente, y siempre supo sacar de eso un gran provecho. La Revolución Francesa des-truyó nuestra flota, nos hizo perder las colonias, y garantizó a Inglaterra el imperiode los mares, del cual ella goza desde entonces. La mano de Inglaterra fue igual-mente percibida en la Revolución que Rusia sufre actualmente.A Voltaire se juntaron inicialmente, D’Alembert, Federico II y Diderot. Voltai-re fue el jefe de la conspiración; D’Alembert, su más astuto agente; Federico, el pro-tector, frecuentemente el consejero; Diderot, el hijo perdido. Todos los cuatro esta-ban penetrados de un profundo odio al cristianismo: Voltaire porque envidiaba aldivino Autor y a todos aquellos cuya gloria Él produjo; D’Alembert porque naciócon un corazón corrupto; Federico porque conocía el cristianismo apenas a travésde los enemigos de éste; Diderot, porque era loco por naturaleza, con la cual pre-tendía, como los humanistas, substituir el culto del Dios vivo. Ellos arrastraron ungran número de hombres de todas las clases en su conspiración.

De retorno a París, por vuelta de 1730, Voltaire no hizo misterio de su proyec-to de destruir el cristianismo contra el cual ya había publicado tantos escritos.

https://es.scribd.com/doc/97834964/conjuracion#fullscreen&from_embed

Anónimo dijo...

Y encima americano, donde casi todos son liberales y adolecen el error del americanismo condenado por León XIII.

Anónimo dijo...

¿Liberación sexual como la que promueve el monje polaco kamasutra de la época del sexo sagrado según la teología del cuerpo gnóstica wojtyliana?

http://www.taringa.net/posts/noticias/13796386/Kamasutra-catolico-Las-posturas-recomendada.html

....a este no lo excomulgó wojtYla, no por supuesto, DOBLE RASERO.

Anónimo dijo...

https://enraizadosencristo.wordpress.com/2017/04/08/en-marzo-del-2013-el-profesor-argentino-antonio-caponnetto-atestiguo-y-admitio-publicamente-que-bergoglio-era-un-hereje-formal-en-argentina/

parece que los mejicanos de este blog que nos acusaban a los argentinos se dieron cuenta que no tenemos la culpa de que bergog esté en ROMA.

Anónimo dijo...

Podría pensarse que la concepción personalista del matrimonio, que invierte los fines y antepone el bien de los esposos al bien de la prole, solamente tiene influencia en el plano meramente especulativo, lo cual ya es muy grave. Pero, leyendo el Nuevo Código de Derecho Canónico y la jurisprudencia postconciliar, se descubre que es sobre esta concepción que se basan la mayor parte de las causas de nulidad en el derecho eclesiástico conciliar.

Por lo tanto, es fácil comprender aquellos Caveatis !, Caveatis ! (¡Cuidado!, ¡Cuidado!) pronunciados por el Cardenal Browne.

En efecto, fue grande la emoción en medio del aula conciliar cuando todas las miradas convergieron en el General de la Orden de Predicadores, que prosiguió:

“Si aceptamos esta definición, nos oponemos a toda la Tradición de la Iglesia y vamos-a pervertir el sentido del matrimonio. No podemos modificar las definiciones tradicionales de la Iglesia”.

https://materinmaculata.wordpress.com/2014/10/29/la-revolucion-de-los-fines-del-matrimonio/

Anónimo dijo...

BASTA DE juan pablo segundo heterodoxo que NO DEFENDIÓ LA VERDAD SINO QUE AL CONTRARIO DONDE PUSO SUS EXISTENCIALISTAS FENOMENOLÓGICAS MANOS TODO LO TRASTOCÓ.

Anónimo dijo...

Podría pensarse que la concepción personalista del matrimonio, que invierte los fines y antepone el bien de los esposos al bien de la prole, solamente tiene influencia en el plano meramente especulativo, lo cual ya es muy grave. Pero, leyendo el Nuevo Código de Derecho Canónico y la jurisprudencia postconciliar, se descubre que es sobre esta concepción que se basan la mayor parte de las causas de nulidad en el derecho eclesiástico conciliar.

Por lo tanto, es fácil comprender aquellos Caveatis !, Caveatis ! (¡Cuidado!, ¡Cuidado!) pronunciados por el Cardenal Browne.

En efecto, fue grande la emoción en medio del aula conciliar cuando todas las miradas convergieron en el General de la Orden de Predicadores, que prosiguió:

“Si aceptamos esta definición, nos oponemos a toda la Tradición de la Iglesia y vamos-a pervertir el sentido del matrimonio. No podemos modificar las definiciones tradicionales de la Iglesia”.

https://materinmaculata.wordpress.com/2014/10/29/la-revolucion-de-los-fines-del-matrimonio/

Anónimo dijo...

Retomemos las frases más importantes de la alocución de Pío XII, publicada en la entrega anterior:

Se trata de una grave inversión del orden de los valores y de los fines puestos por el mismo Creador.

La verdad es que el matrimonio, como institución natural, en virtud de la voluntad del Creador, no tiene como fin primario e íntimo el perfeccionamiento personal de los esposos, sino la procreación y la educación de la nueva vida.

Los otros fines, aunque también los haga la Naturaleza, no se encuentran en el mismo grado del primero y mucho menos le son superiores, sino que le están esencialmente subordinados.

Precisamente para cortar todas las incertidumbres y desviaciones que amenazan con difundir errores en torno a la escala de los fines del matrimonio y a sus recíprocas realizaciones, redactamos Nos mismo hace algunos años (10 de marzo de 1944) una declaración sobre el orden de aquellos fines, indicando lo que la misma estructura interna de la disposición natural revela, lo que es patrimonio de la tradición cristiana, lo que los Sumos Pontífices han enseñado repetidamente, lo que después en la debida forma ha sido fijado por el Código de Derecho Canónico (can. 1013 §1).

Es más, poco después para corregir la opinión opuesta, la Santa Sede, por medio de un decreto público declaró que no puede admitirse la sentencia de ciertos autores recientes que niegan que el fin primario del matrimonio es la procreación y la educación de la prole, o enseñan que los fines secundarios no están esencialmente subordinados al fin primario, sino que son equivalentes e independientes de él (S.C.S. Officii, 1 abril 1944: AAS, vol. 36, a. 1944. pág. 103).

No sólo la actividad común de la vida externa, sino también todo el enriquecimiento personal, el mismo enriquecimiento intelectual y espiritual, y hasta todo lo que hay de más espiritual y profundo en el amor conyugal como tal, ha sido puesto por la voluntad de la naturaleza y del Creador al servicio de la descendencia.

Decid, pues, a la novia o la recién casada que viniere a hablaros de los valores personales, que tanto en la esfera del cuerpo o de los sentidos, como en la espiritual, son realmente genuinos, pero que el Creador los ha puesto en la escala de los valores, no en el primero, sino en el segundo grado.

Si la naturaleza hubiese mirado exclusivamente, o al menos en primer lugar, a un recíproco don y posesión de los cónyuges en el gozo, en la delectación, y si hubiese dispuesto aquel acto sólo para hacer feliz en el más alto grado posible su experiencia personal, y no para estimularles al servicio de la vida, entonces el Creador habría adoptado otro designio en la formación y constitución del acto natural.

Ahora bien, éste es, por el contrario y en suma, totalmente subordinado y ordenado a aquella única grande ley de la generatio et educatio prolis; es decir, al cumplimiento del fin primario de matrimonio como origen y fuente de la vida.

Algunos querrían alegar que la felicidad en el matrimonio está en razón directa del recíproco goce en las relaciones conyugales.

No: la felicidad del matrimonio está en cambio en razón directa del mutuo respeto entre los cónyuges aun en sus íntimas relaciones; no como si ellos juzgaran inmoral y rechazaran lo que la naturaleza ofrece y el Creador ha dado, sino porque este respeto y la mutua estima que él engendra es uno de los más eficaces elementos de un amor puro, y por eso mismo tanto más tierno.

Estas enseñanzas Nuestras no tienen nada que ver con el maniqueísmo y con el jansenismo, como algunos quieren hacer creer para justificarse a sí mismos. Son sólo una defensa del honor del matrimonio cristiano y de la dignidad personal de los cónyuges.

Anónimo dijo...

He aquí, ahora, el texto íntegro del Decreto del Santo Oficio a que alude el Pío XII:

“Sobre los fines del matrimonio y su relación y orden, han aparecido en estos últimos años algunos escritos que afirman o que el fin primario del matrimonio no es la procreación de los hijos o que los fines secundarios no están subordinados al primario, sino que son independientes del mismo.

En estas elucubraciones, unos asignan un fin primario al matrimonio; otros, otro; por ejemplo: el complemento y perfección personal de los cónyuges por medio de la omnímoda comunión de vida y acción; el fomento y perfección del mutuo amor y unión de los cónyuges por medio de la entrega psíquica y somática de la propia persona, y otros muchos por el estilo.

En estos escritos, se atribuye a veces a palabras que ocurren en documentos de la Iglesia (como son, por ejemplo, fin primario y secundario), un sentido que no conviene a estas voces según el uso común de los teólogos.

Este nuevo modo de pensar y de hablar es propio para fomentar errores e incertidumbres; mirando de apartarlas, los Emmos. y Rvmos. Padres de esta Suprema Sagrada Congregación encargados de la tutela de las cosas de fe y costumbres, en sesión plenaria habida el miércoles, día 29 de marzo de 1944, habiéndose propuesto la duda:

“Si puede admitirse la sentencia de algunos modernos que niegan que el fin primario del matrimonio sea la procreación y educación de los hijos, o enseñan que los fines secundarios no están esencialmente subordinados al fin primario, sino que son igualmente principales e independientes.”

, decretaron debía responderse:

Negativamente.

El día 30 de dicho mes y año, Su Santidad aprobó y mandó publicar ese Decreto”.

(Acta Apostolicæ Sedis 36 (1944) 103; cf. Denzinger 2295. El decreto lleva fecha del 1º de abril de 1944.)
https://materinmaculata.wordpress.com/2014/10/29/la-revolucion-de-los-fines-del-matrimonio/

Anónimo dijo...

https://youtu.be/feYLtLOOZZI
Operación The American Proposition: De Langley al Vaticano TLV1
Publicado el 8 feb. 2017
La Brújula N° 01 -
Lucas Carena y Pablo J. Davoli conductores del programa, describen en la operación secreta de la CIA para infiltrar al Vaticano, a la luz de recientes denuncias y revelaciones.